Un brindis para celebrar las buenas acciones



Luego de concluir la ceremonia donde se hizo formalmente la entrega de los 100 millones de pesos que la Fundación Corripio y su presidente, José Luis Corripio Estrada, donaran a igual cantidad de instituciones sin fines de lucro de toda la geografía nacional, los asistentes disfrutaron de un cóctel realizado en los jardines del Teatro Nacional Eduardo Brito.

Dichos reconocimiento se entregaron anoche en ocasión de los 100 años de la llegada de la familia Corripio a Repúbica Dominicana, usando ese mismo número simbólico.

La parte lateral izquierda del teatro fue ambientada con decoraciones de plantas naturales, donde los invitados podían compartir y degustar vinos y dulces, disfrutando la participación de uno de los músicos búlgaros más sobresalientes de su generación: el trompetista Víctor Mitrov, quien deleitó con temas acorde a la temporada navideña y de esperanzas.

Finalizando la velada, la lluvia, recibida como una bendición de Dios, hizo que los presentes se unieran un poco más y los representantes de las organizaciones premiadas pudieran disfrutar del reconocimiento que la Fundación Corripio les otorgó para su mejoría.

En el acto estuvieron presentes personalidades de la educación, la política, religiosos, empresarios, representantes de las fundaciones seleccionadas y otras figuras que asistieron a compartir el centenario de la familia Corripio en el país.

EN NÚMERO

100
años
Los reconocimientos se entregaron anoche en ocasión de los 100 años de la llegada de la familia Corripio a Repúbica Dominicana, usando ese mismo número simbólico.

Publicidad