Venta cabello humano es buen negocio en RD

http://img1.elnacional.com.do/image/article/41/460x390/0/5C0525AB-CD21-4EBD-BBDB-ED4C7B0B8F87.jpeg

El cabello crece naturalmente en la cabeza, pero para quienes quieren acelerar el proceso hay opciones que van desde pelucas a extensiones, produciendo un cambio instantáneo en la apariencia de su portadora. Claro que implica una considerable inversión económica.

Se puede escoger entre las de pelo humano o sintético. Las preferidas y más cotizadas son las primeras por su apariencia más natural y durabilidad, aunque el costo es significativamente superior. Un mechón de cuatro onzas de pelo virgen procedente de India, Japón o Indonesia puede llegar a costar más de siete mil pesos, sumado a una aplicación de tres mil 500 o cuatro mil pesos, aunque en diversas tiendas hay paquetes del mismo peso que pueden costar de mil a dos mil pesos, también se trata de pelo humano, pero que ya ha sido procesado con tintes y otro químico.

Una buena extensión de pelo humano puede durar toda una vida, detalló Cristel Calderón, encargada de la tienda de extensiones del salón Mechy, de Plaza Central. En ese centro comercial y en otras zonas de Santo Domingo prosperan las tiendas de venta de extensiones, generalmente con pelo humano importado de Indonesia, Japón, India, Italia y otros países asiáticos. El principal productor y exportador de cabello es China.

De la India

 En el 2004, las exportaciones de cabello en la India ascendieron a 46 millones de euros (unos dos mil 392 millones de pesos), detalla un reportaje publicado en Elmundo.es en 2005, que cuenta como unos 25 mil peregrinos donan diariamente su pelo al templo Balaji, o de Lord Shri Venkateswara, para pedir favores o agradecer al dios Lord Shri Venkateswara. El pelo se subasta logrando beneficios de 3,7 y 5,2 millones de euros anuales.

Sólo importado

Tanto Calderón como las encargadas de Andrea Hair Center, Julissa Peralta,  y la de El Mundo del Cabello,  Argentina Flores, coincidieron en que sólo venden pelo importado. Y aseguraron que desconocen si en el país hay empresas que se dediquen a comprar cabello humano.

Calderón explicó que en el país no hay instaladas las maquinarias para procesar el pelo  para poder aplicarlo; mientras que Peralta afirmó que en Andrea Hair Center prefieren no comprar pelo humano en el país para cuidarse de cualquier desaprensivo que se dedique a atracar para venderlo. “Aunque lo traigan pegado (el pelo a la cabeza) no lo compramos”. La prensa reportó que en Santiago  una banda   asalta mujeres para robarles su cabellera.

Una causa

“A mí me ofrecieron cuatro mil y cinco mil pesos por mi cabello, pero no lo vendí”, dijo Sugey Burgos  una de las más de 500 mujeres que  donó su pelo  en la promoción Hebras Solidarias de Pantene para que con él hagan  pelucas para donarlas a personas  que han lo han perdido por   el  cáncer.