Articulistas

PUNTOS… Y PICAS

PUNTOS… Y PICAS

Carlos Manuel Estrella

Narcopolítica

Es secreto a voces que la criminalidad organizada a nivel internacional en narcotráfico y lavado de activos de operaciones ilícitas, entre otros tipos, es exitosa por complicidad y tolerancia de autoridades nacionales en contubernio con sectores políticos y económicos de poder que garantizan impunidad.

Los detalles ofrecidos por el Ministerio Público del caso bautizado Operación Falcón ratifican esa verdad popular y son constatación de maridaje entre políticos en proselitismo y narcotraficantes patrocinadores de campañas en un intercambio de apoyo económico presente por futura protección legal.

Los partidos políticos, sin excepción, no escapan a esta nueva realidad que reafirma la sentencia maquiavélica “el fin justifica los medios” y que se relieva con multimillonarios gastos de campaña que los propios candidatos admiten y que por desgracia, muy ex profeso, no tienen prohibición estricta.

La sociedad merece que el anhelado cambio institucional toque de frente a los políticos y los someta a su propia legalidad mediante normas que obliguen a la transparencia, rendición de cuentas y, sobre todo, a fijación de montos topes de gastos campaña y explicación del origen de aportes en dinero.

La propuesta de la Junta Central Electoral para reformar las natimuertas y constitucionalmente casi descuartizadas, leyes orgánicas de partidos políticos (33-18) y del régimen electoral (15-19), debe ser conocida y sancionada ya por el Congreso Nacional, fuera del fragor de campaña.

Ahora que se advierte la voluntad presidencial para gobernar al margen del beneficio particular y ambiciones continuistas, con apoyo de la vigilante sociedad civil, es necesario que se dé el salto cualitativo con legislaciones actualizadas y aplicables sin distingos para coronar lucha contra la impunidad.

Por: Carlos Manuel Estrella
[email protected]

El Nacional