Articulistas Opinión

¿Quién ordenó desacato diputados director PN?

¿Quién ordenó desacato diputados director PN?

Ubi Rivas

El director PN, mayor general Eduardo Alberto Then, plantó a los diputados que lo citaron a comparecer el día 9 de mayo, con propósito de interpelarlo para responder sobre los motivos de presos asesinados en recintos policiales, y la sociedad dominicana, como un todo, incluido el suscrito, reclama transparencia de quien ordenó al director PN no acudir a la cita.

El director PN fue sustituido en su responsabilidad interrogativa por el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, de quien el director PN es inmediato subalterno, entonces se deduce ipso facto, que el superior del director PN ordenó a su subalterno evadir la comparecencia a la Cámara Baja.

Pero mucho más lejos, es rigurosamente menester identificar, y obligatorio saber, si el superior al ministro de Interior y Policía, el presidente Luis Abinader, ordenó a Chú Vásquez eximir al director PN de acudir al compromiso cameral.

Porque de ser así, entonces la sociedad dominicana confronta un insólito caso, que solo acontece en gobiernos y gobernantes evidentemente confundidos del rol preponderante de un gobernante, ante ensordecedor estruendo de protestas y reclamos ciudadanos concerniente a la seguridad pública, que tiene absoluto derecho, y evidente, emite peligrosa quiebra, así como inquietante rajadura nacional.

La sociedad aguardaba comparecencia del director PN a los diputados explicando las providencias conectadas con modernizar el llamado “cuerpo del orden”, que en sus entrañas, denota un inconmensurable desorden, en cuanto a implementar la praxis de una PN nueva.

Ilustrar el director PN, por ejemplo, como es que los policías, que ninguno de todo nivel, sobre todo, rasos y clases, oficiales y generales incluidos, sin residir en sectores opulentos, sino en barriadas, desconocen los delincuentes en cada especialidad, y los golfos que manejan el bajo mundo de las sustancias prohibidas, sin comunicarlo a sus superiores.
Delata esa falencia, una elemental complicidad de policías con agresores de la sociedad.

Por ese litoral entiendo podría ser el inicio de una reforma policial, conforme reitera nuestro presidente Abinader aspira, para sosiego ciudadano, hoy estresante.

Cuando el presidente provisional de la República, Héctor García Cáceres, en el gobierno de transición luego guerra abril 1965 designó jefe PN al general José de Jesús Morillo López, éste convocó la Plana Mayor a la explanada de PN, y solo les sentenció:
“Ustedes son todos unos h de p, y el primero que asesine a un constitucionalista, tendrá que vérselas conmigo”.
Ni uno fue asesinado, comenzando los asesinatos el gobierno del presidente Joaquín Balaguer.

Si el director PN pronunciara a tropa lo mismo que Morillo López, ni un solo sería asesinado.
Morillo López, valor personal pasmoso, se jugaba la faja y la vida.
Then prefiere conservar su poltrona, con grave daño a la sociedad.

Por: Ubi Rivas ubirivas30@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos