Articulistas

Vacunar a los niños

Vacunar a los niños

Ernesto Guerrero

La farmacéutica Pfizer recién solicitó al FDA, la aprobación de una vacuna para niños de 6 a 11 años y por primera vez podremos disponer de una vacuna para ese grupo de edad. ¡pero atención! La dosis a aplicar es menor y representa solo un tercio de la que se aplican en los adultos. De esta forma, se prevé, se van a producir igual cantidad de anticuerpos, pero con menos efectos colaterales.

Ahora que abrió el periodo escolar muchos padres se sienten preocupados ante el dilema de si enviar o no los menores a clases presenciales. Esperamos que, con esta nueva vacuna, estaremos más confiados, ya que, aunque los síntomas, hospitalizaciones y fallecimientos por Covid-19 son menos frecuentes en niños, en ocasiones los menores tienen síntomas graves y pueden convertirse en el principal foco de contagio en la casa o en la comunidad.

Aunque la directiva del Colegio Médico insiste en iniciar la vacunación de menores, esta vez, recomendamos la prudencia. Antes de tomar esta decisión, lo primero es conocer cuál es la gravedad del problema, cuáles otras medidas alternativas tomar para solucionarlo y ser pacientes hasta que se disponga de una vacuna efectiva en cantidad y dosis recomendadas.

¡Los niños tenemos que protegerlos ya!, pero antes de lanzarnos a una vacunación masiva, es igualmente efectivo, vacunar a todos los adultos que puedan estar en contacto con ellos, educarlos para el uso correcto y habitual de la mascarilla, aumentar las pruebas de detección en las escuelas y lugares de recreo y fortalecer y capacitar la atención hospitalaria.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) goza de bastante prestigio y credibilidad, y para evitar resultados contraproducentes, debemos garantizar la efectividad y seguridad de las vacunas e informar con detalles a la población de los potenciales síntomas y signos colaterales. Una mala información puede dar al traste con el PAI y los programas actuales de vacunación.

A pesar de la promoción y de disponer de vacunas efectivas, todavía falta mucha gente por vacunar, probablemente algunos padres estarán igualmente reacios a vacunar sus hijos. Por el bien de todos, debemos aumentar los incentivos a la vacunación y más adelante el gobierno debe imponer medidas restrictivas a los que rechazan las vacunas. ¡Vacunarnos todos es la consigna!

Ernesto Guerrero

Ernesto Guerrero