¿Enough is enough?



En el año 2004 José Luis Rodríguez Zapatero lanzaba la iniciativa de una alianza entre el mundo occidental y el mundo islámico con el objetivo de combatir el terrorismo llamada La Alianza de Civilizaciones. Naciones Unidas adopta la iniciativa en el 2007. ¿Es el mundo islámico una civilización diferente a la civilización del mundo occidental?.

Para algunos expertos, una civilización se define por la utilización de sus herramientas y su tecnología, para otros es su cultura. En el primer caso no habría diferencia porque el mundo islámico utiliza las mismas herramientas e instrumentos tecnológicos del occidente. En el otro la diferencia hace explosión en atentados y bombas.

Lo decía Alvin Toffler: “el conflicto resultante de dos civilizaciones radicalmente diferentes podrían suscitar en los próximos años un derramamiento de sangre de la peor especie”.

En el mundo occidental enfrentar esos conflictos culturales se divide entre los que se adhieren a la negociación, las sanciones y la diplomacia y los que prefieren afilar las armas. Por supuesto, en términos ideológicos tiene su diferencia. Para los que afilan las armas son de la derecha, fundamentalistas, conservadores, discriminadores que no aceptan la multiculturalidad. Para los que prefieren la negociación, el diálogo, las sanciones y la diplomacia son los de la izquierda, es decir los progresistas. Le llaman el Poder Blando.

En la actualidad, los actos terroristas incrementan el debate y se le agrega la definición de lo que es y de lo que no es. Decía el ex presidente Barack Hussein Obama que “el Estado Islámico es una organización terrorista, pura y simplemente. Ninguna religión tolera la matanza a inocentes”.

Se agrega el Papa Francisco al decir que “el Estado Islámico es un grupo extremista y fundamentalista y que la violencia que busca una justificación religiosa merece la más enérgica condena”. Luego del reciente terrorismo en Londres, el alcalde de la ciudad, Sadiq Khan ha afirmado que el atentado no tiene nada que ver con el Islam. ¿Serán chinos? En algunos barrios de Londres existen tribunales que aplican la ley de la sharia, es decir la ley islámica. ¿Serán islámicos o serán chinos?

En medio de la polémica, la primer ministro Theresa May ha afirmado “enough is enough”.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad