¡A caminar el 25!



En nuestro país, ser mujer es un riesgo.Por la violencia basada en el género contra las mujeres, en el que las denuncias por ello representan un promedio de 6,547 cada mes y constituyen el 32% de las 139,701 infracciones reportadas en las 33 fiscalías del país, para el período enero a julio de este 2018, las cuales corresponden a 49 delitos diferentes, de acuerdo a la Procuraduría General de la República, PGR.

También dice la PGR, que solo de enero a septiembre de este año, se ejecutaron 125 feminicidios, de los cuales 65 fueron íntimos, es decir, por un feminicida relacionado con la víctima, pareja, ex pareja o afines.
Por eso hay que caminar el domingo 25 de noviembre próximo.

Para exigir al Congreso Nacional que se apruebe el proyecto de ley sobre violencia de género introducido por la diputada Magda Rodríguez, que mejora la ley 24-97, conservando los derechos adquiridos hace 21 años y considerando las necesidades actuales. Una legislación hecha en el mayor de los consensos y de acuerdo a los mejores criterios sociales y jurídico legales sobre el fenómeno de la violencia.
En nuestro país, ser niña es un riesgo.

República Dominica cuenta con un 40% de adolescentes que se han casado antes de la mayoría de edad, el 10% incluso antes de los 15 años, de acuerdo a UNICEF. Y lo alarmante de que esto suceda, es que no es un acto voluntario de las niñas, son uniones forzadas que esconden abuso sexual, impide a las niñas ejercer sus derechos, las expone a la violencia y perpetua la pobreza.

“En este país ser mujer es un riesgo”

Por eso hay que caminar el domingo 25 de noviembre próximo.

Para exigir que se respete la Ley 136-03 que define como delito de abuso sexual la práctica sexual con un niño, niña o adolescente por un adulto cinco años mayor, pero sobre todo, para que se active el Sistema de Protección a las Niñas dominicanas.

En nuestro país, ser mujer es un riesgo.

Si un embarazo pone en riesgo su vida, tiene que morir. Si es embarazada por violación o incesto, es obligada a tenerlo. Si el producto del embarazo es inviable, está forzada a cumplir los nueve meses, aún a sabiendas que eso deteriora su salud y peligra su integridad.

Por eso hay que caminar el domingo 25 de noviembre próximo.
Para demandar que se integren las tres excepciones a la penalización absoluta del aborto en un código penal de 1884. Que las mujeres podamos tutelar nuestro cuerpo y no seamos obligadas a morir.