Articulistas

A rajatabla

A rajatabla

Orión Mejía

Acierto del presidente

Al cumplirse ayer 74 años  de la fundación del Banco Central (hoy se festejan los 80 del Banco de Reservas, que El Nacional destaca en un editorial), propicia es la ocasión para matizar el papel estelar que ha desempeñado esa institución en la gestión de rescate de la economía devastada por la afectación del Covid- 19.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de un 12.7% durante el periodo enero-septiembre y la proyección sobre un 10% para final de año, así como la recuperación del mercado laboral  es el resultado de  las políticas de facilidades crediticias impulsadas por el Banco Emisor, al declararse la pandemia del coronavirus.

El 17 de marzo de 2020, la Junta Monetaria tuvo su primera sesión, tras declararse oficialmente la presencia en el país del Covid 19, y el día antes el Gobernador convocó, al Comité de Operaciones Abiertas (COMA), escenarios donde se adoptaron medidas de contingencias monetarias para afrontar la crisis.

Entre esas disposiciones, consensuadas con el Poder Ejecutivo, se resalta la reducción de la Tasa de Política Monetaria en 100 puntos básicos, de 4.50% a 3.50%, lo que  generó una  baja generalizada de las tasas de interés  en el sistema financiero.

También se aprobó una reducción de 150 puntos básicos en la tasa de interés de la facilidad de permanente  de expansión de liquidez (Repos a un día), lo que ayudó a proveer de liquidez a un costo bajo a las entidades financieras. Además se redujo la tasa de interés de depósitos remunerados (Overnight), para disminuir el costo de fondeo de la banca.

Garantizado la reducción del costo del dinero, el Banco Central y la Junta Monetaria procedieron a aplicar  medidas de provisión de liquidez,  en moneda nacional y extranjera, que puso a disposición de la banca en una primera etapa más de 52 mil millones de pesos.

 En ese primer lote de  dinero relativamente barato, RD$10,000 millones  fueron destinados a préstamos a los hogares y a micro, pequeñas y medianas empresas; y más de 12 mil millones a otros sectores productivos, como turismo y exportación, a una tasa  de interés no mayor de un 8%.

Banco Central y Junta Monetaria han viabilizado desde la declaratoria de  la pandemia al día de hoy financiamientos a tasas bajas por más de 215 mil millones de pesos lo que ha servido como combustible para  la recuperación de  los sectores  industria,  exportación, comercio, servicios, turismo, agropecuaria y Mipymes, por lo que puede decirse que Banco Emisor, Junta Monetaria, Superintendencia de Bancos y sector financiero han obrado como escuderos  de la economía

Orión Mejía

Orión Mejía