Articulistas

Abril: el incesto

Para la prevención del abuso infantil, hablamos del incesto que, definido por una sobreviviente “es, ni más ni menos, que tu papá querido te viole una noche y al día siguiente te hace una carantoña, [como si nada hubiera pasado}.

No queda más remedio que suicidarse u olvidar”. (Tomado del artículo “Herida por el Incesto”, de la periodista y sicóloga española Lola Huete Machado).

“El impacto psicológico del incesto afecta directamente las áreas del desarrollo emocional, psicológico y conductual de la persona, situación que es más que un abuso sexual, porque quien lo realiza traiciona la confianza de la víctima, quien luego quedará afectada en su relación con los demás”, dicen los/as especialistas en el tema.

En R.D., es un crimen frecuente, alertado por casos cometidos por “prestantes” políticos.

De acuerdo a declaraciones del vocero de la Dirección Cibao Central de la PN, en octubre de 2018, la mayoría de las personas apresadas en la zona y en otras del país, por abusos sexuales, los son por incesto, sosteniendo que la gran parte de los arrestos corresponden a padres, padrastros, hermanos, tíos, abuelos y parientes cercanos que han abusado de sus parientes menores de edad.

De acuerdo con el Informe Preliminar Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, de la Procuraduría General de la República, para 2017, Los casos de incesto aumentaron frente al 2016, en un 239%, ya que en 2017 hubo 401 denuncias de incesto, mientras que en 2016 esa cifra fue de 168.

No obstante, la gravedad del crimen en el sistema de sanción no se toma en serio ni este, ni el abuso en general a menores y el incesto y los abusos sexuales a menores en nuestro país perimen a los 10 años.

De haberse constitucionalizado en 2011, seguramente nuestro país hubiera entrado en la imprescriptibilidad de ciertos crímenes, como ha sucedido en la región y por supuesto, en el mundo, crímenes asimilados a los de lesa humanidad, que se juzgan «cuando se puede», es decir, cuando se recuerda y confiesan, cuando se descubren y se reconocen, no importa el tiempo que haya pasado.

El Congreso de nuestro país, legisla poco y mal en esta materia, por eso los/as jueces/zas deben recordar que son” hacedores de ley” cuando producen jurisprudencia por sentencia y en ese sentido, pudieran construir decisiones justas que respeten la dignidad de las víctimas más desvalidas, quizás, algún/a juez/a en la Suprema, asiente tal decisión.

¡El Congreso y la sociedad politiquera de partidos, se niega a despenalizar un embarazo por incesto, imagínense en manos de quien estamos!.

Por: Susi Pola
susipola@gmail.com

El Nacional