Amasúa. Amallulla. Amaquella



Presidente Salvador Sánchez Cerén saluda a Danilo Medina, Presidente de República Dominicana.
Presidente Salvador Sánchez Cerén saluda a Danilo Medina, Presidente de República Dominicana.

En el folklor religioso Aymara y Quechua de Bolivia, Amasúa traduce en español, ser honrado. Amallulla no mentir. Amaquella no ser holgazán.

Reitero el titular de esta entrega la oportuna y certera ponencia del economista y político Isidoro Santana, destituido por el presidente Danilo Medina de su poltrona de ministro de Finanzas por censurar la reelección, publicada en sendos artículos en Hoy los días 29 de octubre de 2019 y 22 de noviembre del mismo año.

Isidoro Santana describió en esos dos artículos los pormenores que condujeron al presidente boliviano Evo Morales sucumbir a las mefistofélicas insinuaciones perversas de no escuchar ni aceptar el clamor de sus paisanos, en un referendo previo a las elecciones, rechazaron un quinto mandato constitucional suyo.

Evo Morales extrajo de la miseria a las grandes mayorías indígenas de su país, el primero que las importantizó de todos los gobiernos racistas bolivianos, como el actual blanco, que le sustituyó cuando hubo de renunciar por intentar un fraude electoral y proseguir impertérrito controlando los calcinantes relámpagos volubles y peligrosos del poder.

Isidoro Santana desglosó ese trauma boliviano de obcecación del poder, y lo trasladó a nuestro podrido escenario político, con premoniciones al presidente Danilo Medina, que debió ponderar y agradecer.

Nuestro presidente Medina intentó imitar a Evo Morales desoyendo el trueno de sus paisanos expresados en reiterados sondeos rechazando su tercer intento de gobernar, iglesias Católica y Evangélica, Participación Ciudadana, bloque de partidos, solo consiguiendo desistirlo, aquella famosa e histórica llamada telefónica del Secretario de Estado de EE. UU. (Canciller), Mike Pompeo, explicándole los temores del presidente Donald Trump concerniente a la eventual desestabilización del entorno político dominicano, y con Cuba, Venezuela y Nicaragua, son suficientes.

Nuestro presidente Medina nunca imaginó la sorpresa de una llamada telefónica tan cortante y determinativa, y cuando el proyecto reeleccionista colapsó, entonces inventó la reelección mediante un súcubo penco, rechazado a priori, por consensuarse una fórmula de reelección sin Danilo, a quien la sociedad dominicana rechaza, por un fárrago de anomias que desgloso.

Informes confidenciales emanados de la Casa de Gobierno atestiguan las reiteradas crispaciones de nuestro presidente Medina, explotando inclusive con palabrones, sabedor de que su pupilo es un fracaso en caída libre, porque no impacta ni convence, carente de discurso con ilación de temas.

Se añade el cúmulo de anomias y falencias que ha demostrado su gobierno en vertientes tan sensibles y profundas como el escandaloso y criminal endeudamiento que supera los US$45 mil millones, el grueso de ellos sin justificación ni orden de prioridades elementales, pasible de conducencia a juicio político congresual, luego del 16 de agosto.

El sistema educativo fracasado conforme informe de PISA en relación al aprendizaje del alumnado, con el derroche del 4% del Presupuesto, motivaciones por las que el tres veces presidente Leonel Fernández se opuso a esa partida.

Gran porción de los más encopetados y prepotentes dirigentes, empezando por el Sanedrín criollo del Comité Político, deviniendo en magnates, conduciendo el destino nacional por encima del Congreso, títere suyo, como la Judicatura, Fuerzas Armadas y Policía más corrompidas que en los 22 años del presidente Joaquín Balaguer.

La inmensa mayoría de funcionarios y del CP se iniciaron en política proviniendo de barrios, residiendo en la parte atrás de tugurios miserables, y campos, desplazados en moto concho, calzando chancletas, y hoy compiten con empresarios del Conep, hecho alarmante por primera vez en 175 años de tránsito republicano, creyendo que se desconoce ese status económico podrido.
Amasúa

La mujer dominicana es huérfana de providencias penales que las protejan castigando con severidad a sus asesinos, por ausencia de un programa preventivo y educativo que logre reducir tanto maltrato y crímenes.
El tránsito vehicular un caos, sin programas tendentes a reducir los mortificantes tapones derrochadores de combustibles.

La criminalidad va pareja con el auge del narcotráfico y el lavado de activos que financia campañas electorales y erige resorts e impresionantes malls.

El PLD es culpable de todas estas tragedias y apañar haitianizar el país con más de dos millones de indocumentados, traídos por la mafia militar, reclutando parturientas e ilegales por corrupción, con la anuencia presidencial, ocupando espacios públicos con el monopolio de la venta de frutas, con las excepciones de Baní y Santiago de los Caballeros, muestra que cuando se quiere, se puede.

El servicio de Salud Pública es otra anomia, sin equipos, materiales elementales, el José María Cabral y Báez seis años en reparación, Arturo Grullón, Rafael Estrella Ureña, idénticos, los tres principales de Santiago de los Caballeros, la segunda ciudad del país y segundo polo de votantes, luego del Gran Santo Domingo.

La persistente crisis energética por 20 años, prometida resolver con financiamientos cuestionables de Punta Catalina, con Odebrecht, vendrán al país desde la fiscalía de Brasilia, luego del 16 de agosto.
Amallulla

Ese es el frustrante escenario político, económico y social que la ciudadanía restaurará con el poder de su voto, culminando la era aciaga y traumática de 20 años de desgobiernos del PLD. Amaquella.