Breve que te quiero breve



Palabras que se beben: Café, proviene de Kaffa, el primer lugar donde se le aprovechó hace 13 siglos, una región en Etiopía de donde se supone que se origina la planta que produce la semilla del café. Las cabras comían sus semillas hasta que un pastor de ovejas, llamado Kaldy, se le ocurrió la idea de prepararlas en la bebida aromática que hoy consumen unos 6 mil millones de personas, todos los días en el mundo. Mercaderes yemenitas fueron los primeros distribuidores del café a través de todo el Medio Oriente, llegando con la expansión del imperio otomano a toda Europa. ¿Lo sabía?

La palabra Cerveza es de origen galo y significa: Bebida de cereales y miel. Otros investigadores proponen que dicha palabra proviene de Cervus o Ciervo, por la semejanza del color del animal con el de la bebida. Ahora bien, la palabra Bebida proviene del idioma latín: Biber, que luego dio origen a cerveza, pero en inglés: Beer, uno de las bebidas alcohólicas más consumidas, cerca de tres millones diarias.

El Té es una palabra de origen chino, cuya planta hoy se cultiva en todo el mundo. Los chinos la pronunciaban Ché, y los ingleses la adoptaron tal cual, pero mal pronunciada, desde que comenzaron a importarla en el siglo XVII. Mil millones de tazas de te sirven todos los días en el mundo. Por su lado, la palabra Chocolate es una herencia de los aztecas, que significa Agua agria, o Xoco Atl. Igualmente, las palabras Líquido y Licor surgen de la misma palabra, Lek, cuyo significado es Que corre. Liquidación, liquidez, Licuefacción, Liquidar y Delinquir, son todas derivados de Líquido. ¿Lo sabía?

Finalmente, la sencilla palabra Agua, surge de Acqua, vocablo latino cuyo posible significado es: Que fluye.  Lo curioso es que Agua en idioma nórdico se dice Ey, y los Eslais eran aquellas personas que vivían rodeados de agua, lo que dio origen a la palabra Isla. ¿Lo sabía?