Cambios físicos y cáncer



Cada persona tiene una imagen de si misma, aunque no siempre nos gusta cómo nos vemos, estamos acostumbrados a nuestra imagen propia y la aceptamos.

Sin embargo, el cáncer y su tratamiento pueden cambiar la forma cómo nos vemos y cómo nos sentimos. Esta es una de las preocupaciones más frecuentes de los pacientes.

Aunque pensemos que la alteración de la imagen corporal afecta sólo a las mujeres, vemos que muchos hombres también se sientes afectados por cómo el cáncer o los tratamientos modifican la percepción de cómo se ven y cómo los otros los ven.

Algunos cambios en el cuerpo son temporales, otros se quedan para siempre. De todas maneras, la apariencia puede ser una gran preocupación durante o después del tratamiento.

Cada persona cambia de diferentes maneras. Algunos cambios los pueden notar los demás, otros cambios sólo usted los podrá notar. Quizás necesite tiempo para adaptarse a algunos de estos cambios. Otras situaciones a las que podría enfrentarse son:
• Caída del pelo o cambios en la piel.
• Cicatrices o cambios causados por la cirugía y su efecto en la forma como se ve.
• Las ostomías (abocaduras hacia la piel del intestino o el sistema de salida de la orina).
• Cambios en el peso
• Pérdida de las extremidades
• Pérdida de la fecundidad, lo que significa que puede ser difícil quedar embarazada o engendrar un hijo.
Aunque los demás no puedan verlos, los cambios en su cuerpo pueden molestarle.

Los sentimientos de enojo y tristeza por los cambios en su cuerpo son normales. Sentirse mal con su cuerpo también puede hacer que disminuya su deseo sexual. Esto puede hacer que se sienta todavía peor.

Los cambios en la manera en que se ve también pueden resultar difíciles para sus seres queridos, y puede ser difícil para usted.

¿Cómo superar los cambios corporales?

• Lamente lo que ha perdido. Es real y usted tiene derecho a afligirse.
• Trate de concentrarse en que usted ha superado el cáncer y esto le ha hecho más fuerte; ahora sabe más y es más realista.

• Si nota que su piel ha cambiado por la radiación, pregunte a su médico lo que puede hacer para cuidarla.
• Busque nuevas formas de mejorar su apariencia. Un nuevo corte de pelo, color de cabello, maquillaje o ropa que puedan levantarle el ánimo. Si usa una peluca, llévela al peluquero para que le dé forma y estilo.

• Si prefiere usar una prótesis para el seno, asegúrese de que le quede bien. No tenga miedo de pedir ayuda, en nuestro país donde el calor puede ser sofocante una linda pañoleta puede ayudar (hasta tallleres hacen para eso).

• Superar estos cambios puede ser difícil. Pero, con el tiempo, la mayoría de las personas aprenden a aceptarlos y a seguir adelante.

• Casi todos los lugares donde se ofrece tratamiento para cáncer tienen el apoyo de psicólogos oncólogos y de psiquiatras que pueden acompañarle durante este proceso.

En Cápsulas

Mantener la actividad

Muchas personas se dan cuenta de que su imagen propia se puede beneficiar si se mantienen activas. Volver al trabajo o reintegrarse a la iglesia o a grupos como voluntario ayuda a que mejore la agilidad mental y ayuda a su bienestar.

Es normal que la gente tenga problemas con el sexo debido al cáncer y a su tratamiento. Pero, al terminar su tratamiento, puede sentir ganas de tener relaciones sexuales nuevamente, aunque puede necesitar un poco de tiempo. Los problemas sexuales pueden durar más que los otros efectos secundarios físicos del tratamiento de cáncer. Por esto es importante buscar ayuda para saber cómo adaptarse a estos cambios.

EL DATO

Dra. Jazmín Camacho
Oncóloga Clínica Instituto Nacional Del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares
INCART
Telf. 809–280–2700
Ext. 2033