Cójanlo



Denuncias sin fin

 

Las denuncias sobre supuestas depredaciones en el parque de Valle Nuevo son tan reiteradas, que dejan la impresión que de ser ciertas las autoridades de Medio Ambiente son cómplices del problema. Sea por acción u omisión.

La Fundación Acción Verde denunció que en la zona continúan los cultivos agrícolas y que, para colmo, no cuenta siquiera con suficiente vigilancia.

Como si deliberadamente se dejara al abandono para encontrar algún pretexto que justifique la inacción. La entidad cuestionó el procedimiento y las estadísticas de Medio Ambiente, así como el proyecto de invernaderos para resarcir a unos 350 agricultores.

Y negó, como afirmaron las autoridades, que la zona norte de Valle Nuevo esté totalmente libre de intervención agrícola puesto que “algunos privilegiados aún están impactando en agricultura intensiva” dentro del perímetro del espacio protegido.

Los muchos casos que identifican los denunciantes obligan al ministro Ángel Estévez a explicar con claridad y pruebas contundentes cuál es la real situación en el atractivo parque. Porque la verdad es que el área parece que no es tan protegida.