Como cada Domingo

Giselle Vásquez


Un adiós a Giselle Vásquez

Habrá que recordar que la muerte es un acontecimiento inevitable e irreductible de todos cuantos hemos llegado al mundo.
Pero hay muertes que sorprenden porque se llevan en sus garfios a gente joven, útil y buena. Gente que se ocupó especialmente de su preparación, que se destacó por sus estudios, por sus investigaciones y su labor social desde los trabajos a los que llegaron.
Es el caso de la doctora Giselle Vásquez Mora, directora del Programa de Medicamentos de Alto Costo del Ministerio de Salud Pública, y responsable de haber ampliado la cobertura para beneficiar a 17 mil 901 personas, respecto a las 8 mil 753 pacientes que encontró recibiendo apoyo en 2017.
Tras el cargo que desempeñó con inteligencia e integridad, estaba la sólida formación que implicaba una ética muy cuidada. El expediente profesional de Giselle tenía más de 400 páginas. Lo conocí siendo jurado de Premio Nacional de la Juventud en 2014, cuando resultó elegida como uno de los jóvenes destacados en ese certamen. Había en esa mujer un don especial para el trato con los demás. Algo en su mirada y algo en su sonrisa que tratar de describir ahora que ha partido, es tan imposible como innecesario.
Giselle Vásquez Mora nos ha dejado físicamente. Su ejemplo va a permanecer siempre.