Actualidad Noticias importante

Creen crisis haitiana tiene sectores oscuros apoyan pandillas

Creen crisis haitiana tiene sectores oscuros apoyan pandillas

Foto archivo

La crisis en Haití se agrava cada día, mientras la comunidad internacional se muestra ajena a un problema que afecta en gran manera a la República Dominicana, cuyas autoridades no tienen ni idea   cómo enfrentar la inmigración masiva de ciudadanos de ese país.

De acuerdo a fuentes de entero crédito, el problema de Haití tiene la influencia de un sector que «actúa como una carreta», que arranca desde América del Sur, se detiene en República Dominicana para abastecerse de combustible, luego atraviesa la frontera, para desde allí  continuar su ruta hacia Miami.  

De acuerdo a dichas fuentes, los grupos armados de Haití cuentan con el apoyo de ese sector, el cual obtiene grandes beneficios del caos reinante en esa nación, la más pobre del continente americano.

«Esos grupos no solo obtienen recursos por los secuestros, sino que tienen apoyo internacional de sectores oscuros que promueven el caos en mi país, porque no les conviene que haya un estado fuerte allá, para poder controlar mejor sus negocios», dijo un empresario haitiano que pidió reserva de su nombre.

Las bandas armadas en ese país controlan amplias zonas y, según diarios de esa nación, sus sofisticadas armas provienen, en su mayoría, de América del Sur.

Haití es uno de los países más pobres de América, con el 43% viviendo bajo inseguridad alimentaria, y con menos de dos dólares al día, de acuerdo a datos de organismos internacionales.

El 40% de la población no tiene empleo fijo, por lo que muchos optan por emigrar, de manera ilegal, hacia la vecina República Dominicana, donde laboran en campos agrícolas y construcción.

Para evitar la inmigración ilegal de haitianos, el presidente Luis Abinader anunció la construcción de un muro en la frontera de 380 kilómetros que ambos países comparten.

La isla Española, como se conocía el territorio que integran los dos países, está controlada en un 63% por los dominicanos, mientras el resto está bajo control de Haití.

Juan Julio Gómez

Juan Julio Gómez