Danny Santana protagoniza el triunfo de Texas

Danny Santana


BOSTON, EE.UU.- El manager Alex Cora comenzó a presentirlo, cuando los Medias Rojas llenaron las bases en el décimo inning, tras empatar la pizarra en el noveno.

“Es como lo que David solía hacer”, dijo el piloto boricua, en una noche en la que el partido pasó a segundo término, eclipsado por las preocupaciones sobre su excompañero David Ortiz, herido de bala un día antes en su natal República Dominicana. “Es uno de esos días de los que uno no quisiera ser parte, sinceramente. Pero todos tenemos un trabajo que hacer”.

Danny Santana, compatriota de Ortiz, abrió el undécimo inning con un doble, su cuarto hit del juego del lunes, y anotó por un sencillo del venezolano Elvis Andrus para darles a los Rangers de Texas una victoria de 4-3 sobre Boston.

Cerca del final del juego, Ortiz aterrizó en su ciudad adoptiva, a bordo de un avión-ambulancia que lo trajo desde República Dominicana, donde recibió un disparo en un club nocturno el domingo por la noche. Los fanáticos guardaron un momento de reflexión antes del juego y corearon su apodo – “¡Papi!” -durante el homenaje.

“Estamos hablando de un tipo que se echó sobre las espaldas un equipo y una ciudad entera, básicamente durante toda su trayectoria”, destacó Chris Sale, el abridor de los Medias Rojas, quien repartió 10 ponches durante siete capítulos, con pelota de tres hits, y abandonó la lomita con una ventaja de 2-1. “Obviamente, uno quiere ser capaz de ayudarlo cuando puede hacerlo”.

Pero los Medias Rojas no fueron capaces de definir el encuentro con un imparable como esos que fueron el sello particular en la carrera del “Big Papi”.