Articulistas

DE SALUD Y OTRAS COSAS: Los psiquiatras no deben morir…

DE SALUD Y OTRAS COSAS: Los psiquiatras no deben morir…

Por César Mella cesarm2@codetel.net.do

Los psiquiatras no deben morir…

Ivelisse Lama

Se trata de una entusiasta médica psiquiatra que ejerció con mucha calidad humana y profesional en La Romana.

Simpática, abordable, conocedora de su especialidad y muy activa en las actividades de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría.

Héctor Pérez
Formado en la Escuela Profesional de Psiquiatría de la Universidad complutense de Madrid, España, se distinguió por su apego al Hospital Psiquiátrico Padre Billini y a la docencia con los psiquiatras en formación.

Afectado de un quebranto neurodegenerativo se mantuvo con el apoyo de su adorada esposa asistiendo a todos los congresos y jornadas científicas de la sociedad que agrupa a los psiquiatras.

José Joaquín Zouain
Uno de los académicos más sólidos del Cibao. Docente de la Universidad Católica Madre y Maestra, en donde dirigió la escuela de medicina.

Con una sólida clientela privada se distinguió como directivo del Colegio Dominicano de Neuropsicofarmacología.

Fue organizado en varias oportunidades de Psiquinorte, un evento anual que convocaba en la región a especialistas de todo el mundo para revisar el estado actual de nuestra especialidad.

Ingenioso, polemista y actualizado.
Defendió la teoría de que la ASO (Antiestreptolisina Elevada) podría estar implicada en la génesis de algunos trastornos mentales.

Arturo Suero
De las primeras generaciones de psiquiatras formados en el país.
Hombre simpático y risueño con una gran empatía para hacer amigos. Alcanzó altos grados en nuestra fuerza en base a su dedicación y disciplina.
Fue un hombre sencillo y enemigo de los conflictos.

Jorge Cuello
Formado en Puerto Rico.

Procede de los Cuello Mainardi de amplia tradición antitrujillista, fundadores de la Clínica Corazones Unidos, en donde ejerció la práctica privada por muchos años.
Amistoso, servicial, solidario, contertulio de fácil ideación y empatía en todas las temáticas por su vasta cultura.

Con su encanecimiento precoz daba la impresión de mayor edad.
Eficiente en el soporte administrativo del centro médico Corazones Unidos, heredó de su hermano ( Luis Cuello) cierto grado de filantropía.

Cornelia Vázquez
Formada en Puerto Rico
.
Mujer dedicada al evangelio. Viuda del afamado neurólogo Julio Hernández Luperón, con quien procreó tres hijos, dos de ellos Julitin y Quica, destacados médicos.
Cornelita, como le llamábamos sus más íntimos, fue fundadora del departamento de terapia ocupacional del antiguo Hospital Padre Billini.

Hemos perdido en pocos meses una generación joven de salubristas mentales.
Ninguno, que yo sepa, su deceso estuvo relacionado con la covid-19.
Absolutamente ninguno hizo fortuna del ejercicio de esta sagrada especialidad.
Los siete partieron en los últimos 36 meses.

Vaya nuestro reconocimiento a sus familiares.
La patria, el Colegio Médico y la Sociedad Dominicana de Psiquiatría colocan a media asta sus banderas para despedirles.
Paz sus restos…

El Nacional