Pulsaciones

Decisión compleja: Comercio Haití

Decisión compleja: Comercio Haití

El Gobierno invocó razones humanitarias para reanudar el comercio con Haití, que había sido suspendido tras el magnicidio del presidente Jovenel Moïse.

Es cierto que la vecina nación, que tiene a República Dominicana como su principal fuente de abastecimiento de alimentos, quedó en una situación calamitosa con la crisis de gobernabilidad generada por el asesinato de Moïse y la lucha de poder que protagoniza el liderazgo político.

Pero en la reanudación de las exportaciones también se inscriben las presiones del comercio por las grandes pérdidas que ha declarado por el cierre de la frontera.

Los comerciantes han hablado de dos millones de pesos diarios. Para evitar éxodos y que participantes en el homicidio del gobernante huyeran a esta parte de la isla el Gobierno cerró la frontera a través de una denominada “Operación Gavión”.

Se pensaba que la reapertura, sobre todo al comercio, estaría condicionada a la normalización de las actividades en Haití. Mientras el comercio presionaba por la flexibilización de la apertura comercial, sectores como el Instituto Duartiano se oponían a que se levanten las restricciones.

Una hambruna en Haití, que ya sufre una crisis sanitaria por la propagación del coronavirus, repercutiría en esta parte de la isla. No cabe la menor duda. Pero la decisión sobre la reapertura del comercio no deja de ser compleja, con todo y los beneficios que entraña para la recuperación de las actividades productivas.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos