Dictan medida de coerción a dos hombres por robo millonario a empresario banilejo



Baní. Dos hombres cumplen tres meses como medida de coerción en la cárcel pública de esta ciudad acusados por el Ministerio Publico como presuntos autores de un robo  de más de diez  millones de pesos realizado el pasado 11 de agosto en la residencia del empresario Ismael Díaz.

Los acusados, quienes a la hora del hecho portaban armas de fuego y el rostro cubierto, son  William Alfredo Cuello (Chiwi) y Juan  Carlos Tejeda (Tata),  este último se desempeñaba como chofer al servicio del Ministerio Público y era responsable del traslado de los presos al Palacio de Justicia local desde la cárcel pública para su asistencia  a diferentes audiencias en los tribunales.

Ante el silencio por parte del Ministerio Público y la Policía sobre las investigaciones del robo, el senador por esta provincia, Wilton Guerrero, solicitó al director Regional Sur Central, general Eduardo Alberto Then, investigar al teniente coronel Jesús Collado, quien al momento de la sustracción se desempeñaba como responsable de investigaciones de la  Dirección Central de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional (DICRIM) en esta ciudad.

Sobre el particular, el fiscal titular de la provincia,  Ángel Darío Tejeda Fabal, informó que el caso está en la fase de investigación en el que participan organismos de inteligencia de la Policía, quienes están inmersos en la búsqueda de evidencias dejadas en el lugar del hecho, así como en las cámaras de  vigilancia ubicadas en la residencia y otras viviendas y negocios próximos al lugar.

Una fuente  extra oficial reveló a este corresponsal que las personas que cargaron con la suma millonaria y otros objetos de valor de la residencia del empresario banilejo, al parecer borraron las huellas dactilares en todo cuanto tocaban, además de que ocultaron sus rostros, por lo que se presume que quienes cometieron el robo lo planificaron y ejecutaron asistidos por profesionales.