Béisbol Grandes Ligas

El 22 de Vlad Jr. no fue suficiente

El 22 de Vlad Jr. no fue suficiente

BOSTON – Era obvio lo que pasaría cuando Vladimir Guerrero (Vladi Jr.) caminó tranquilamente hacia el plato en la parte alta de la novena, los Azulejos perdían 1-0, siendo él su última esperanza. 

Intente, por un momento, imaginarse a Guerrero conectando un rodado inofensivo a la segunda base para terminar el juego. En 2021, no puedes. 

Guerrero enganchó una curva 0-1 de Matt Barnes y la condujo a través de la lluvia, sobre el Monstruo Verde, sobre la valla publicitaria y fuera del Fenway Park por completo. De alguna manera, Guerrero nos ha obligado a todos a esperar lo increíble.  

Este fue un momento característico en una temporada emblemática y el jonrón número 100 que ha conectado Toronto, más que cualquier otro equipo en las Grandes Ligas. Simplemente no fue suficiente, ya que los Azulejos perdieron unos minutos después, 2-1. 

Después del juego, Guerrero probablemente estaba revisando el calendario en su teléfono, buscando la próxima serie en Fenway Park. Conectó cuadrangulares en todos los juegos, el primer bateador de los Azulejos en hacer eso en una serie de cuatro juegos desde Edwin Encarnación en 2010, junto con nueve hits y ocho carreras impulsadas. 

«Ese es un tipo que lo tiene. No se enseña eso», dijo el dirigente Charlie Montoyo. “Contra un buen cerrador, simplemente golpea la pelota 500 millas sobre un lanzamiento rompiente. Esto es divertido de ver. No creo que hablemos lo suficiente de él. Creo que sí, pero deberíamos hablar más de él. No es fácil lo que está haciendo». 

Todos los días se pide al personal y a los jugadores de los Azulejos que describan cómo es ver a Guerrero. El diccionario de sinónimos es limitado, pero Guerrero sigue dándoles motivos para investigar. También está dejando un impacto en otros clubes, especialmente en aquellos que vieron a Guerrero en 2019 y 20, cuando ni siquiera estaba rascando la superficie de lo que está haciendo ahora. 

«Increíble. Increíble. Eliminemos el asunto de los Medias Rojas-Azulejos”, dijo el manager de Boston, Alex Cora. “Es revelador cuando los chicos se ponen a trabajar y luego vale la pena. Su swing es el mismo swing. Su disciplina de plato es la misma disciplina de plato. Su cuerpo es diferente. Él puso trabajo y lo ves. Estoy muy orgulloso de ese chico, porque de eso se trata todo».                                                                                                                                                                                                                           

Roosevelt Comarazamy