Página Dos Primera Fila

Enferma

Enferma

Luis Abinader

Son muchos los síntomas que sustentan la preocupación del presidente Luis Abinader sobre la salud de la población. Odio, irracionalidad, descomposición, apuesta al fracaso, sin hablar de la desconfianza en instituciones como la justicia y la Policía, caracterizan la enfermedad social descrita por Abinader.

Que no se apele a la idea de solicitarle que supere males tan enraizados de la noche a la mañana bajo el alegato de que para resolver los problemas fue que lo eligieron. Superar la ola de violencia que sacude a la población no es tan simple ni se puede hacer por decreto.

Si el drama no es más perturbador se debe no solo a medidas impopulares, pero necesarias, sino  a los esfuerzos por transparentar el ejercicio del poder y a la lucha contra la corrupción. Reconocer la enfermedad que permea la sociedad es un paso de avance en la necesidad de un saneamiento.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos