¿Qué Pasa? Articulistas

Entre cielo y tierra

Entre cielo y tierra

Mary Leisy Hernandez

Bienvenida sin abrazos

Es la primera vez que nuestra hija viene a casa después que vivimos en Cabo Verde y aún no nos damos un abrazo.  Hasta ahora, un saludo desde lejos, conversaciones de una sala a la otra y compartir las mismas comidas en àreas separadas. No tenemos de otra. Previo a su llegada, una prueba Covid con resultados positivos así lo determinó.

He vivido este periodo de pandemia sin grandes miedos, pese a que entiendo que es un fenómeno que a todos nos transforma por´ófuera y por dentro,  que el dolor y la crisis son de espanto y toca de  alguna manera cada rincón de la humanidad. Como casi todos, uso diferentes herramientas para vivir de la mejor manera este ya largo periodo. Para mantener mi buen ánimo y buenas defensas,  he optado por las actividades en plena naturaleza, disfrutar con más plenitud y consciencia los espacios naturales.

En pandemia me he atrevido a mucho. Con precauciones he cruzado mares y hasta me he sumergido en sus aguas y nadado con los lobos marinos en Galàpagos, por solo mencionar un caso.  Ahora que he estado tan tranquilita por este pequeño archipiélago africano, vino a casa a buscarme el Covid o talvez me encontró en una rutinaria y necesaria visita al supermercado?.

En fin, Mañana es el cumpleaños de mi Marianny y espero poder darle un caluroso abrazo, el que no pude darle a su llegada, ni en nuestro frustrado encuentro de año nuevo. Los abrazos de cumpleaños a mi hija están condicionadas a un bicho. A un resultado positivo o negativo.

De todos modos festejaremos. Estamos vivas, estoy bien y si no puedo abrazarla mañana, solo será posposiciòn de abrazos. Somos dichosos los que aun podemos abrazar y tenemos a quien. marilei@hotmail.

Por: Mary Leisy Hernandez

marilei@hotmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos