Evalúan daños a agricultura en la Línea Noroeste



SANTIAGO. El Ministerio de Agricultura comenzó este viernes el proceso de evaluación de los daños causados por las inundaciones en predios agrícolas en comunidades de la Línea Noroeste, levantamiento que espera concluir la próxima semana.
Así lo dijo esta mañana Rafael (Fello) Estévez, director provincial de ese ministerio, quien agregó que los daños causados a las plantaciones, especialmente de bananos, podrían rondar los cientos de millones de pesos.

Las zonas más afectadas por las riadas del Yaque del Norte y los aguaceros por casi dos semanas son Hatillo Palma, Palo Verde, Laguna Salada y la parte alta de Ámina, básicamente Jinamagao.

Expresó Estévez que ayer en algunas de las fincas anegadas las aguas comenzaron a desaparecer, lo que ha permitido que técnicos del Ministerio de Obras Públicas comiencen a evaluar los daños causados por las inundaciones.

“Pero en la mayoría de los lugares afectados todavía no se puede ingresar, aunque esperamos que este fin de semana las inundaciones desaparezcan de manera considerable, hasta el punto que podamos completar esa labor”, agregó Estévez.