Articulistas

FÚTBOL SOLO FÚTBOL

FÚTBOL SOLO FÚTBOL

Este fin de semana comenzará la séptima edición de la Liga Dominicana de Fútbol Profesional y el excelentísimo, señor presidente de la República, Luis Abinader, dará el puntapié inicial.

Enhorabuena. Es una gran noticia para el fútbol nacional.

Haber llegado a estas instancias es mérito de los abnegados dirigentes que han “hecho milagros” para obtener los recursos que posibilitaron mantener vivo el fútbol profesional del país.

La labor constante y los esfuerzos de los integrantes de la gran familia del fútbol dominicano (jugadores, directores técnicos, entrenadores, preparadores físicos, así como el personal administrativo y de soporte general), han sido loables y ameritan ser reconocidos.

Por otra parte, la gestión silenciosa, pero metódica, realizada por la Liga Dominicana de Fútbol Profesional (LDF) -desde su creación y de manera especial durante la pandemia- ha sido extraordinaria.

Ahora que la pandemia está bajo cierto control, las circunstancias son menos dramáticas por lo que la mayoría de los equipos (¿o son clubes..?) se han preparado a conciencia para la contienda.

El sistema de competencia establecido para esta séptima Liga, es atractivo y ofrece igual cantidad de posibilidades a los participantes.

Si transportamos al área educativa, lo que representan siete años, en términos de desarrollo evolutivo, constatamos que -a esa edad- los niños inician su peregrinar por las diferentes etapas de la vida escolar, crecen, aumentan de peso, desarrollan sensibilidad, superan miedos, mejoran la coordinación motora y socializan más.
Anhelamos a que las consecuencias de este proceso de crecimiento, queden en evidencia en la séptima Liga de fútbol profesional.

Es oportuno recordar que el número siete (origen de la séptima) tiene un simbolismo cultural, místico y religioso que lo relaciona a la perfección.

Los pueblos helenos consideraban al siete como un dígito mágico.

Siete son los días de la semana, siete son las maravillas del mundo antiguo y siete fueron las últimas frases que Jesús pronunció durante su crucifixión.

Siete también son los colores del arco iris, siete eran los enanitos de Blanca Nieves, siete son los pecados capitales, siete brazos tiene el candelabro litúrgico judío y, en la mitología, siete eran los mares.

Estas curiosas referencias acerca del número siete (la séptima), deberían servir como estímulo a todos los actores de nuestro fútbol profesional para que produzcan una óptima competencia.

Si por diferentes razones no lo lograran, emularemos lo que Jesús le dijo a Pedro acerca del perdón: No te digo hasta siete veces, sino: Hasta 77 veces.

Los diferentes campeones de las ligas precedentes han sido: en el 2015, Club Atlético Pantoja; 2016, Club Barcelona Atlético.

En el 2017 ganó Atlántico FC; Cibao FC lo hizo en el 2018 y en el 2019 repitió el Club Atlético Pantoja, mientras que en la versión especial del 2020 ganó la O&M a FC.
¿Quién ganará la séptima edición de la Liga Dominicana de Fútbol…?

Por: Jorge Rolando Bauger
jbauger@hotmail.com

El Nacional