Articulistas Opinión

Haití e inacción ONU

Haití e inacción  ONU

Hugo Ysalguez

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), consolada por las principales potencias del mundo, ha mostrado una indiferencia inexplicable frente a la interminable crisis haitiana, y cada vez más peligrosa inmigración ilegal de los habitantes de ese país hacia la República Dominicana, sometida a la terrible incertidumbre de que bandas haitianas fuertemente armadas que controlan gran parte de su territorio penetren a nuestro terruño y provoquen acciones criminales contra los dominicanos.

Ampliando sobre este tema, el conocido abogado y conocedor de los conflictos haitiano, Dr. Mario Bonetti, ex–presidente de la Academia de Ciencias, nos envía las siguientes puntualizaciones: “es peligroso el concepto de minorías étnicas, acuñado por la ONU para otorgarle derechos a inmigraciones masivas, conforme a la resolución 47/135 del 18.12.1992 aprobada para supuestamente cuidar y proteger a los conglomerados étnicos que viven dentro de otro país, el cual, originalmente no es el suyo propio, y que tiene una cultura, un idioma, una tradición, una religión muy diferente a las del pueblo huésped.

Cuando se producen estas condiciones poblacionales, si la ONU, por denuncias de la parte interesada, consideran que las minorías étnicas de un país determinado están siendo maltratadas física y socialmente, éstas (la ONU) pueden y tienen la autoridad para declarar la necesidad de proteger política y hasta militarmente a las susodichas minorías demográficas «en situaciones difíciles».

Para los dominicanos es importante saber que la ONU tienen igualmente la autoridad para exigirle al Estado nacional donde viven las minorías los mismos derechos que tienen los nacionales, incluyendo el derecho a organizarse políticamente, y no se excluye que también demanden el derecho de las minorías a participar en las elecciones nacionales con sus propios candidatos y partidos si se les ha otorgado la ciudadanía del país donde viven.

Cuando se producen estas condiciones poblacionales, si la ONU, por denuncias de la parte interesada, consideran que las minorías étnicas de un país determinado están siendo maltratadas física y socialmente, este organismo puede y tiene la autoridad para declarar la necesidad de proteger política y hasta militarmente a las susodichas minorías demográficas «en situaciones difíciles».

¿Cuántos haitianos no han sido declarados fraudulentamente como ciudadanos dominicanos? ¿Ahora debo añadir, cual, si fuese una nota luctuosa, y con el corazón en la boca, que la magnitud de la distribución de haitianos en el territorio de la República, los hace calificar para ser declarados, si se presentaran ciertas situaciones políticas, como “minorías étnicas en situaciones difíciles” cuando a solicitud de parte interesada y con “pruebas suficientes” este organismo internacional adopte la decisión de declarar a esas comunidades haitianas residentes en el país como tales?.

Por: Hugo A. Ysalquez

dr.hugoysalguez@hotmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos