Articulistas

Haití y hoja de ruta

En el pasado reciente, algunos incumbentes de organismo del Estado, negaron en forma categórica, la existencia de un plan de Contingencia para alojar a haitianos ilegales bajo la condición de “ refugiados “ a fin de instalarlos en campamentos levantados en la zona fronteriza, quienes se beneficiarían de todas las protecciones que otorgan los acuerdos internacionales, los cuales incluyen residencia por más diez años, empleos, manutención y otras prerrogativas contempladas en los pactos en que somos signatarios.

Pese a los desmentidos que se han hecho en ese sentido, en nuestro poder tenemos un documento, cuyo membrete dice “para uso oficial “, y a continuación el título Plan de Contingencia para uso para Flujos Masivos de Inmigrantes en la República Dominicana.

Resumen Ejecutivo y Hoja de Ruta, y a seguidas comienza detallar todo un diseño para la ejecución de un proyecto que elevaría significativamente la población haitiana en el país, un conglomerado de personas que están ocupando el territorio nacional, sin disparar un solo tiro.

También poseemos otro documento del Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana que se titula “Informe General Plan Operativo 2019”, donde se trazan los lineamientos para instalar los campos de refugiados, violando numerosas normas que prohíben tales despropósitos, como los artículos 11,47 y 48 de la Ley General de Migración, así como los artículos 112, 193, 236 y 237 de la Constitución de la República.

También el referido Plan transgrede la Ley Orgánica de la Administración Pública. Y las pruebas de esta urdimbre reposan en el Tribunal Superior Administrativo que tiene pendiente de fallo una demanda en nulidad de todos agravios contra la Patria herida.

Hay que resaltar que el artículo 5 de la Constitución subraya que uno de los elementos cardinales de la Carta Magna, lo constituye la indisoluble unidad de la nación.

Debemos velar por ese principio, que es un interés individual y colectivo de todos los dominicanos y que en cierta forma se vincula a uno de los derechos fundamentales consagrados en el artículo 75.3 de la Ley de Leyes, ya que todos los nacionales tienen el deber de prestar los servicios que la Patria requiera para su defensa y conservación.

Así las cosas, con el andamiaje jurídico precedentemente citado, no puede haber ningún intersticio por donde los haitianófilos , puedan desarrollar su macabro plan en contra de la soberanía.

Por: Hugo Ysalguez
dr.hugoysalguez@hotmail.com]

El Nacional