Editorial

Historia de terror

Historia de terror

La historia del alcohol adulterado se nutre de crónicas trágicas e inimaginables, en incontable sumatoria de muertos, como si sobre hombres y mujeres de todas partes se precipitara alguna maldición que los induce a consumir aguardiente venenoso que cercena estómago e intestinos y arranca de cuajo la vida.

El episodio de horror más reciente refiere que siete hombres que compartían el viernes en un colmado del sector Cancino, en Santo Domingo Este, murieron casi simultáneamente al ingerir un tipo de bebida elaborada a base de metanol, que se dice fue comprada en otro establecimiento porque en el local se había agotado.

Ya van unos 90 los muertos por ingesta de ron adulterado en lo que va de año y más de 300 desde 2020, por lo que es pertinente preguntar: ¿Qué es lo que está pasando? ¿Por qué esta situación se ha salido de control?
Se cuentan por decenas las comunidades donde se reportan fallecimientos por consumo de alcoholes denominados triculí o clerén y otros envasados con rimbombantes nombres, en cuyas etiquetas solo falta adherir la calavera con los huesos.

La triste historia de siete amigos que acuden a un colmado a tomar tragos, y al terminarse la bebida procuran más alcohol en otro lugar, para morir casi de inmediato con el estómago destrozado, es como para decir: ¡Esto no puede seguir!

Aquellos polvos

La primera nube de polvo del Sahara, que viajó más de ocho mil kilómetros desde el desierto africano, ha llegado a República Dominicana tornando el ambiente brumoso, seco y muy caluroso.

Meteorología informó que la humedad disminuirá de manera considerable a causa de las partículas del Sahara, aunque dijo que las cenizas que emana del volcán La Soufrière que se activó en la isla San Vicente no tendrán efectos nocivos sobre la salud de los ciudadanos dominicanos.

Queda claro que lo que ocurre en el entorno externo ya sea en términos económico, político, geopolítico, social, científico o natural, como un ciclón, polvo de un desierto o cenizas de un volcán podría siempre tener efectos positivos, negativos o neutro sobre el país y sus habitantes.

El Nacional