Hombres armados amordazan empresario, esposa y nietos para robar en su casa en Baní

Poli-de-Baní


Bani.  Un empresario, su esposa y sus nietos fueron  victimas en la tarde de ayer de un robo en su residencia ubicada en la calle Uladislao Guerrero, en pleno centro de la ciudad, cuando cuatro hombres encapuchados y  portando armas de fuego  largas y cortas, penetraron a su residencia y tras amordazar a la pareja de esposos, procedieron a robar una indeterminada suma de dinero, prendas preciosas y otros objetos de valor.
El ingeniero Ismael Díaz y su esposa Marlenis Troncoso de Díaz, fueron amordazados y amarrados por los desconocidos en presencia de sus nietos quienes fueron ingresados a una habitación de su  hogar, situación que fue aprovechada por los ladrones para remover y buscar la alta suma de dinero y otros objetos de valor.
Tras conocerse el hecho, el general Alberto Then, director regional Sur  Central de la Policía Nacional junto a un fuerte contingente policial  se presentó al lugar del hecho a los fines de proceder a dirigir las investigaciones, indicando que tan pronto se tengan detalles del caso serán dadas a conocer a la sociedad banileja.
La pareja de esposos permanecieron  amordazados casi tres horas dentro de su residencia y fueron encontrados cuando una de sus nietas llegó a la vivienda y tras conocer del caso procedió  a llamar al 9-1-1 permitiendo que varias unidades de la Policía Nacional se presentaran al lugar del hecho.
El empresario Ismael Díaz es propietario de una amplia red de envasadoras de gas licuado de petróleo (GLP) ubicadas en Bani y otras zonas de la provincia Peravia y de la región Sur, además de  tener una tienda de respuestas de motores que por muchos años ofrece servicios en su residencia.
En horas de la noche de ayer, agentes de la Dicrim, de la Policía Científica y otros
organismos de la institución realizaban   investigaciones en el lugar del hecho y en todo el sector a los fines de recolectar posible evidencias que ayuden a ubicar a los posibles autores del robo que ha dejado sorprendidos a la población banileja.