Incertidumbre por elección presidente Cámara Baja

Sede del Congreso, donde funciona el Senado y la Cámara de Diputados.
Sede del Congreso, donde funciona el Senado y la Cámara de Diputados.


A menos de 48 horas para el cambio de los bufetes directivos en el Congreso Nacional, en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), mayoritario en ambas, se ha recrudecido la incertidumbre sobre si los danilistas finalmente cumplirán el acuerdo que establece que sería Demóstenes Martínez presidente de la Cámara de Diputados.

El Comité Político, máximo organismo de dirección del PLD, donde se firmó el acuerdo que estableció la alternabilidad entre leonelistas y danilistas, debe escoger el bufete directivo de la Cámara de Diputados y de esta manera ratificar si será Martínez o si como se ha especulado seguirá Radhamés Camacho al frente del organismo.

Hasta el momento se ha cumplido la alternabilidad y han ocupado la presidencia de la Cámara Baja, Lucía Medina, hermana del presidente Danilo Medina; el leonelista Rubén Maldonado, el actual Radhamés Camacho, un hombre cercano al mandatario y ahora correspondería a Martínez, seguidor del expresidente Leonel Fernández.

Sin embargo, voces influyentes como la de la miembro del Comité Político Miriam Cabral han planteado que ese organismo del PLD revise la integración de su bufete en la Cámara.

El acuerdo firmado el 28 de mayo de 2015 salvó la unidad del partido oficialista, en el que se había presentado una crisis a raíz de una modificación constitucional para facilitar la repostulación del presidente Medina. Los seguidores del expresidente Fernández rechazaban en ese entonces que se tocara la Carta Magna para beneficiar al gobernante, sin embargo una propuesta del santiagués Ramón Ventura Camejo, fue la fórmula que se escogió para salvar la diferencia y garantizar que Medina volviera

a ser candidato y posteriormente presidente de la República.
El artículo 4 de dicho pacto establece que “se reitera la actitud seguida por este organismo, de seleccionar atendiendo a un criterio fundamentado en el equilibrio a los compañeros que integrarán la presidencia y la vicepresidencia de las cámaras legislativas”.

“Hacer reserva en sentido general de cara a las elecciones generales del 2016, de las candidaturas a la senaduría y de la Cámara de Diputados que ostentan actualmente los compañeros y compañeras en ejercicio”, dice el acápite 3 de referido acuerdo.
En este acuerdo firmado por todos los miembros del Comité Político y refrendado por una asamblea del Comité Central se acordó también “mantener a los actuales incumbentes en las alcaldías y los distritos municipales, siempre y cuando se demuestre un buen posicionamiento electoral en sus respectivas comunidades, en este caso, se excluyen las candidaturas reservadas para fines de alianza”.

Se ha sembrado la duda de si se cumplirá o no lo pactado en el PLD.

 UN APUNTE:

Temor a otra crisis

En el PLD se teme que la violación del acuerdo desate otra crisis interna  en momento que se inicia  la precampaña  para escoger el candidato que representará la organización en  las elecciones del año 2020. Ayer la diputada miembro del Comité Político, Miriam Cabral, destacó que ese organismo revisará como siempre la escogencia de su bufete.