Articulistas

La vacuna china

La vacuna china

Por Ernesto Guerrero guerrerocamiloe@gmail.com

La eficacia de la vacuna Sinovac es desconocida. Los fabricantes no han presentado los resultados oficiales sobre la eficacia en ensayos clínicos fase 3, y los únicos referentes son reportes de prensa de Indonesia (98%); Turquía (83.5%) y un estudio publicado en Brasil (50.4); pero que, de acuerdo a expertos nacionales e internacionales, por sus deficiencias metodológicas no pasaría un panel de evaluación y aprobación científico.

Cuando más de un millón de dominicanos se han puesto por lo menos una dosis, las autoridades chinas nos confirman lo que se sospechaba “la eficacia es baja” (¿qué tan baja?), para elevarla se necesita, poner una tercera dosis, espaciar los intervalos entre dosis o inocularse con otra vacuna de diferente plataforma; alternativas que ninguna ha sido probada.

El estudio de Brasil pobremente diseñado utilizó una muestra pequeña (solo 9 mil voluntarios) y la eficacia encontrada apenas roza el límite de aceptación internacional (más de 50%) ,sin embargo los rangos de certeza van desde un 35.8 a 62%. Este estudio tampoco permite decir la efectividad para evitar los casos graves y muertes ya que además de números pequeños, concluyó en un mes y sin ninguna vigilancia donde reportarlas.

Chile, que tiene altas tasas de cobertura, está atravesando la peor ola epidémica. Ante los cuestionamientos sobre la eficacia de la vacuna, el ministro de salud, citó nueva vez, la eficacia del estudio encontrado en Brasil y agregó que las hospitalizaciones y muertes en personas mayores de 60 años ya vacunadas, se había reducido significativamente. Aunque otros lo atribuyen a las nuevas variantes que afectan a individuos más jóvenes.

Cabe señalar que desde hace varios meses se disponía de estos resultados, por lo que resulta suspicaz que los fabricantes esperaron vender gran parte de su producción (20 dólares por dosis) para luego decirnos que no es eficaz y que debemos comprar y aplicar más dosis. ¡Tal vez sería mejor pedirles que nos devuelvan nuestro dinero!

El gobierno dominicano no ha escatimado esfuerzos ni recursos para adquirir las vacunas y es una lastima que ahora estemos con esta incertidumbre. Las vacunas son solo una estrategia complementaria y debemos seguir vacunando, mientras fortalecemos las medidas preventivas: impedir entrada de nuevas variantes y fortalecer los programas de identificación y aislamiento de los contactos.

El Nacional