Levantan coerción a empresario Asilis tras acuerdo pagar 50 millones a DGII en un año



SANTO DOMINGO.- El Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional  levantó ayer las medidas de coerción  que pesaban contra el empresario  Luis José Asilis Elmudesi, quien fue sometido a la justicia por defraudar a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) con 56 millones de pesos.

La jueza Kenya Romero homologó la suspensión condicional  del proceso contra  el empresario, luego que el imputado llegara a un acuerdo con la DGII.

El hombre de negocio, que tenía arresto domiciliario, grilletes, e impedimento de salida,  quedó sin ninguna medida de coerción, pero  sujeto al complimiento de ciertas reglas, que de no cumplirla se le revocaría la libertad.

A pesar de ser favorecido con la suspensión condicional del proceso por dos años, el encartado deberá pagar en un año  los valores defraudados  a la DGII, de lo que ya hizo el primer desembolso, cuando se le conoció la medida de coerción.

Este procedimiento   se aplica para infracciones que no conlleven pena de más de cuatro años.

El 20 de agosto del pasado año, el juez José Alejandro Vargas  impuso arresto domiciliario, una  garantía económica  de cinco millones de pesos en efectivo,  barazaletes,  e impedimento de salida al empresario Asílis.

Según el Ministerio Público,  Desde el 2008 hasta el 2018,  el empresario  Asilis Elmudesi    cometió un fraude de 56 millones 793 mil 850 pesos,   por concepto  de   ITEBIS que dejó de pagar a la Dirección General de Impuestos Internos, según la solicitud de medida de coerción.

La defraudación tributaria fue cometida a través de 11 empresas  entre ellas Metro Servicios Turístico , Metro Tourrs, Grupo Metro,  Brightsea, Operadora de Golf SA , Playa Marota S.A, Metro Country Club , propiedades del imputado.

El empresario supuestamente  declaraba  montos de retenciones  y luego interrumpía las operaciones comerciales por períodos fiscales prolongados  para simular que no se encuentra operando, tratando de eximirse mediante maniobras fraudulentas  de la responsabilidad de los pagos correspondientes, expresa la Fiscalía en la acusación.