Mujeres y salud

12_Actualidad_12_5A,p01


Nuevos vientos en
salud mental

Los hombres no pueden fallar ni al momento de suicidarse, es un permiso vetado por el estereotipo de género masculino construido. Un hombre con varios intentos de suicidio pone en tela de juicio su masculinidad. Se matan de una y de la forma más violenta, como si quisiera dejar claro que es macho.
En nuestro país la violencia aprendida se lleva los hombres; violencia engendrada por ellos mismos: fallecen por accidentes de tránsito, armas de fuego, armas blancas o suicidio. Todas causas evitables.
La tasa de suicidio en República Dominicana es de 7.3 por 100,000 habitantes, con una relación mayor en hombres que en mujeres (2015).
Por demanda de atención en salud mental, celebramos la iniciativa impulsada por la organización Societyfor Familia Health (SFH), junto al departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud y la Servicio Nacional de Salud. “El poder de la atención primaria para servicios de salud mental”. Esta iniciativa promueve la integración de la salud mental al primer nivel de atención y busca acercarla a la comunidad, forma parte de esos cambios. Están soplando nuevos vientos en el ámbito de la salud mental,
Wendy Alba, directora ejecutiva de SFH y el equipo que la acompaña, están hablando de conceder protagonismo a las comunidades, promover la prevención como un elemento más efectivo y menos costoso para el sistema, e impulsar la capacitación, no solo del personal médico, sino también de los dirigentes comunitarios. En fin, están hablando de ruptura y de una nueva manera de escribir la historia.
Hay que conceder méritos a las autoridades, que cerraron el manicomio y están apostando por un modelo de atención distinto. En lo adelante, lo que hay que velar es por el respeto a la dignidad de las personas afectadas con alguna situación de salud mental y nunca dejar de tomar en cuenta sus derechos humanos.
En sentido general, está demostrado que prevenir enfermedades es más efectivo y menos costoso que curarlas. Y esta iniciativa de SFH es una oportunidad para mirar hacia la salud mental de una manera diferente y empezar a producir las rupturas necesarias y a superar los viejos e infuncionales patrones de atención.
SFH realizó un estudio sobre la situación de la salud mental en la República Dominicana, una herramienta que arroja luz para la formulación y ejecución de las políticas públicas necesarias y que abre nuevos caminos.
Este es un tiempo de rupturas y de nuevos enfoques. Y esta iniciativa está inscrita en el futuro de un sistema que necesita cambiar para hacerse mas humano.