¡No las dejen morir!



Las cuatro mujeres que les presentamos a seguidas, corren el mismo riesgo que mató a Anibel González. Mientras averiguan sobre los imputados de tentativa de feminicidio (homicidio) que están en las cárceles del país, aquí sus historias en la prensa:

En Boca Chica, Chanty Lorette Nichols Pimentel, 28 años, 7 de matrimonio, sufrió violencia por parte de su expareja Santos Alexander De la Rosa, 38 años, a causa de su separación. Cuando él notó que ella no regresaría con él, planificó matarla. El 13 de julio pasado, a las 9:00 de la mañana, al año de su separación, mientras ella se bañaba, él se apareció en el baño y con un cuchillo de cocina, le propinó 10 estocadas en diferentes partes del cuerpo. La última fue en el cuello.

El feminicida, pensando que había logrado matarla, se entregó al destacamento policial y 3 días después le dictaron tres meses de medidas de coerción de prisión preventiva en La Victoria, que se cumplen el próximo mes de octubre. Ella, tiene miedo que la dejen morir. ¡Protéjanla!

Mujeres necesitan protección para no correr suerte de Anibel

En Cristo Rey, Yolanda del Carmen Shira Villega, 34 años, asegura que se separó desde hace más de un año de Franklin Antonio Suazo, y desde entonces no ha tenido tranquilidad. Hace alrededor de cuatro meses dice que su ex pareja contrató a cuatro personas para que la quemaran dentro de un vehículo.

Él, fue apresado y espera se le conozcan medidas de coerción. Pide a las autoridades que lo dejen preso porque teme por su vida. Ella, tiene miedo que la dejen morir. ¡Protéjanla!

En Higüey, Rosi Ciprián, vive en constante terror porque a pesar de que existe orden de arresto en contra de Riqui Mercedes (Richi), su ex pareja sentimental, por haberla herido casi de muerte, él sigue en la calle enviándole mensajes y le dice que, “le va a dar donde más le duela”, y que, “no descansará hasta terminar lo que ya empezó”. Ella tiene miedo que la dejen morir. ¡Protéjanla!

En la comunidad de Los Robles del Municipio de Salcedo, Hermanas Mirabal, Angélica María Frías Infante, está encerrada con la mamá e hijos/as, sin atreverse a salir. Su agresor trató de matarla a machetazos delante de su madre y de su propio hijo, por lo que en Salcedo sentenciaron 10 años de prisión, pero la Corte de San Francisco de Macorís, lo dejó salir mediante el pago de garantía. Ella, tiene miedo que la dejen morir. ¡Protéjanla!

¡La justicia, la familia, el entorno, el país, preservemos sus vidas!