Articulistas

Panorama político

Panorama político

Oquendo Medina

A pesar de la distancia, el panorama político dominicano comienza a definirse en nuestro país. Se considera como un hecho natural que dos o tres años antes de iniciar el próximo torneo electoral, el panorama político comience a dar señales con claridad meridiana de cómo, posiblemente, concluya el proceso eleccionario que se avecina.

La lectura que nos brindaba el panorama político unos dos años atrás era que el PLD continuaría en el poder.

En efecto, así se consideraba hasta que unos genios morados cometieron la barrabasada, por pura ambición y terquedad política, de golpear salvajemente y hacer renunciar al líder y presidente de esa organización, Leonel Fernández, quien se percibía como ganador seguro de esas pasadas elecciones presidenciales. Y todos fuimos testigos de los resultados catastróficos para esa organización.

Mientras por un lado se acrecienta el repudio y el rechazo hacia el mal parado PLD producto de su salida súper cuestionada de la administración del Estado como consecuencia directa de las graves acusaciones que se le imputa: de haber sido el culpable directo de la institucionalización de la cultura de la corrupción en la administración pública a niveles escandalosos en los últimos años.

Por el otro lado, el PRM, partido gobernante, no ha logrado no solo satisfacer las esperanzas que amplios segmentos de la población tenían puestas en esa organización sino que, a lo interno, cada día se agranda mucho más el innegable disgusto de su militancia; todo esto en adición a los sonados escándalos de corrupción administrativa que están sacudiendo al gobierno.

En ese contexto, importantes estamentos de la población han decidido clavar sus ojos en el doctor Leonel Fernández. Un hombre poseedor de un endurecido liderazgo, quien a todas luces ha demostrado ser un estadista probado, humano, prudente, eficiente y solucionado.

Por: Oquendo Medina

[email protected]

El Nacional