Persiste discriminación contra los negros en PR

El doctor José Caraballo Cueto, director del Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico.
El doctor José Caraballo Cueto, director del Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico.


San Juan, Puerto Rico.- El director del Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) reveló que un estudio de la institución determinó que en esta isla continúa la discriminación racial, principalmente contra las personas de tez negra, y la situación aparenta ser peor en los pueblos.

 
El doctor José Caraballo Cueto expresó que “se piensa que en Puerto Rico no hay racismo, que no hay discrimen racial y el tema es raramente abordado. Sin embargo, cuando analizamos los datos disponibles encuentro que sí hay una diferencia estadísticamente significativa entre la calidad de vida de la persona negra promedio y de la persona clasificada como blanca promedio”.

 
Aseguró que el estudio del recinto universitario reveló que la mayor discriminación se evidencia en el empleo y en los servicios de salud a las personas de raza negra.

 
En ese sentido, el funcionario sostuvo en un comunicado que los negros en esta isla tienen más probabilidad de “estar desempleados y de no tener una cubierta de salud”.
Se citó que el análisis, donde se utilizaron varias tablas de consulta en la Encuesta sobre la Comunidad del Centro de Información Censal de la UPR, se realizó entre los años 2009 a 2013, revelándose que la probabilidad de que una persona autoclasificada como negra estuviese desempleada aumentaba cuatro puntos porcentuales cuando se comparaba con una persona autoclasificada como blanca.

 
En el estudio se explica que igual situación ocurrió cuando se evaluó el área de la salud, resaltándose que la probabilidad de que una persona negra tuviese cubierta de salud era cuatro puntos porcentuales menor a la de una persona blanca.
El economista advirtió en el documento que “para erradicar estas tendencias negativas necesitamos mayores protecciones laborales que eviten la discriminación, mejores estadísticas y mejor acceso a la salud”.

 
De inmediato, explicó que en los municipios de Guayama y Patillas, en el área sur, la probabilidad de estar desempleados aumentó por siete puntos porcentuales para las personas negras en relación a las personas clasificadas blancas.

 
Caraballo Cueto dijo que en esos pueblos hay un número relativamente mayor de personas negras, representando el 14% de la población municipal.

 
En Puerto Rico, las personas autoclasificadas como negras para el periodo de estudio fue de 8%.

 
El también profesor universitario señaló en el comunicado que “parecería que en los lugares donde hay más población negra hay más desigualdades raciales. Integrar un discurso antirracista de manera transversal a lo largo de todo el sistema educativo, público y privado, es necesario para arrancar estas desigualdades de raíz”.