Procuraduría llama a no publicar fotos ni informaciones de menores abusados sexualmente



 

El procurador general de la República, Jean Rodríguez, llamó hoy a la ciudadanía a no exponer, ni compartir nombres, fotos, ni informaciones sobre los menores que han sufrido diferentes tipos de violencia, y en especial delitos sexuales, tras advertir que ese tipo de práctica conlleva sanciones penales.

El llamado del procurador surge luego de que en las redes sociales colocaran la fotografía de la menor de edad a la cual su padrastro, el comunicador Pablo Ross, habría agredido sexualmente.

El magistrado Rodríguez señaló que el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley No. 136-03), cumpliendo con las obligaciones asumidas por el Estado dominicano respecto a las convenciones internacionales en la materia, establece la supremacía del interés superior del niño, que consiste en garantizar su desarrollo integral y una vida digna.

“Es por ello que al momento de ser investigado un caso de abuso sexual que trasciende a los medios de comunicación, no debemos revictimizarlos, porque vulneramos sus derechos humanos, desprotegiéndolos y exponiendo su integridad, honor e intimidad”, manifestó.

En ese sentido, el magistrado Rodríguez recordó que para esa nociva práctica existen sanciones penales y advirtió que ha instruido para que el Ministerio Público actúe con la mayor severidad posible contra los infractores.

Dijo que el daño moral y público hacia los niños víctimas de este delito es irreparable. “Es por ello, que al no difundir fotografías, ni nombre o grabaciones, estamos contribuyendo al sano crecimiento de éstos y no entorpecemos las investigaciones contra los imputados de tan dañinos e inaceptables delitos, teniendo mayores probabilidades de lograr una ejemplar sanción”, expresó.

El jefe del Ministerio Público apeló a la conciencia colectiva, a los valores y respeto al dolor ajeno, para que se proteja la vida, los días y los años futuros de los niños, niñas y adolescentes que han sido abusados.

De forma enfática, dijo que cada vez que se comparte una imagen, se transgrede nuevamente a la persona que está pasando por esa situación, exponiéndolos a otra forma de violencia.

“Todos somos responsables de lacerar los derechos de las víctimas cuando compartimos este tipo de información, todos estamos llamados a velar, como ciudadanos y ciudadanas, por la protección de quienes han sido violentados”, sostuvo el procurador Jean Rodríguez.