Radar



Sobre JCE

Fuego cruzado

 

El Parido de la Liberación Dominicana (PLD) ha colocado a la Junta Central Electoral (JCE) en el mismo centro de una tormenta con su decisión de impugnar la resolución que elimina el voto de arrastre en 26 provincias. Con una imagen chamuscada por los cuestionamientos y la desconfianza externada por amplios sectores la JCE, que navegaba viento en popa en la organización de las próximas elecciones, ha comenzado a lidiar con múltiples dificultades.

Al revuelo sobre el voto de arrastre, que por distintas razones impugnan tanto el oficialismo como la oposición, se agregan las objeciones a la conformación de las juntas municipales, las supuestas presiones que ejercerían sectores de poder y los cuestionamientos sobre la licitación para los equipos que se utilizarán en las primarias de los partidos.

Además de garantizar la calidad la empresa ganadora, Digiworld, aclaró que no tenía vínculos con ningún funcionario de la JCE.

Pero tal vez lo que más caliente la pista sea la decisión del PLD de impugnar la controversial decisión sobre el voto de arrastre bajo el alegato de que el tribunal se excedió en sus atribuciones.

La decisión adoptada anoche por el Comité Político del PLD no ha dejado de extrañar, pues se tenía entendido que esa organización era la única beneficiaria de una resolución que tanto la oposición como otros sectores han objetado por inconstitucional.

Aunque el tribunal advirtió que con la decisión sobre el arrastre no había vuelta atrás, las expectativas se han disparado con la impugnación acordada por el PLD.