Semana

RD debe seguir de espaldas a Haití

RD debe seguir de espaldas a Haití

Esta reflexión expuesta en este trabajo, pretende y aspira procurar vías de solución a nuestro magno y nunca superado problema con el vecino Haití, las relaciones correctas que debemos implementar, nuestro discurso como país en los escenarios nacional e internacional alusivo a un tema que gana cada día más preponderancia en noticias en diarios, radio y televisión, que saturan y aturden al país.

Observando el histórico comportamiento de Haití para con RD, distingo una actitud inamistosa, insincera, desconfiada, hostil y cerril, resultando como contrapartida, preferir vivir de espaldas a nuestro insular vecino.

Es posible zurcir esa conducta nacional de Haití a RD, primero afincada en el Tratado de Aranjuez 03-06-1777, dispuso España cedía a Francia parte oriental La Española, seguido por Tratado de Basilea 22-07-1795, Carlos IV de España cedía completa La Española a Francia, a cambio liberar delfín Luis XVII preso en Francia, más Los Pirineos, culminando Guerra Convención, triunfo Napoleón.

Aunque 90% dominicanos son afroamericanos, Juan Pablo Duarte, el único Padre de la Paria, era blanco, y contadas excepciones blancos sus gobernantes, un nunca manifiesto resquemor racial de afroamericanos haitianos que no quisieran ser negros y no pueden ser blancos, principales y más enconados racistas, odiando inclusive a sus mulatos, como Jean Pierre Boyer.

Esta digresión e indigestión racial histórica, evidente e irremediablemente ha demostrado distanciarnos.
Ahora versar sobre elmadiático hoy que presenta nuestra relación y comportamiento con Haití.

Como nunca desde proclamar Jean Jacques Dessalines su independencia de Francia el 01-01-1804, Haití no vivió como hoy, un episodio tan traumático de descomposición total, sin gobierno legítimo, con una Policía Nacional incapaz de imponer el orden, donde bandas de facinerosos imponen el monopolio de la violencia.

Bandas de facinerosos exhibiendo armas sofisticadas caras, metralletas de alta gama, ignorándose su procedencia, con la interrogante de que ni un solo magnate haitiano fuese secuestrado, silente prueba de un oculto, pero sospechoso manifiesto acuerdo.

Nuestro presidente Luis Abinader, nuestro Canciller Roberto Alvarez, han expuesto en fornos nacionales e internacionales, reclamos a comunidad internacional involucrarse para organizar y estabilizar la vida cotidiana del desdichado país merecedor de mejor destino.

La OEA, demostrado que solo actúa en función intereses EEUU, casos anciones al dictador Rafael Leónidas Trujillo, Sexta Conferencia de Cancilleres, San José, Costa Rica, 1960, y 1965 usándola justificar segunda intervención militar a nuestro país.

La ONU inmovilizada por el Consejo de Seguridad integrado por cinco de 193 países, que indefectible tiene que evolucionar a democracia providencia dictada por mayoría, irresuelta actuar en Haití, como hizo en Corea 1953, por interés de EEUU.

Este octubre 17 Canadá y EEUU dispusieron entregar armas y equipos a PN Haití, obligada eliminar cabecillas facinerosos armados, y así comenzar a organizar economía, elecciones, normalizar cotidianidad, hoy sofocada y en riadas a nuestro país, y como siempre, sin contención frontera, porque es ración boa militares.

En el vórtice de desorden e inviabilidad absoluta que padece Haití, este octubre 18, los senadoreYván Lorenzo (PLD-Elías Piña) y Antonio Marte (Independiente-Santiago Rodríguez), denunciaron ingreso en masa haitianos sin ningún control militar.

El 17 octubre el presidente del Instituto Duartiano, doctor Wilson Ramírez, denunció haitianos ingresan en masa a RD.
Reiteración de todo cuanto ocurre diario en nuestra frontera, sin disponer orden contrario por ningún presidente dominicano, consecuencia más de dos millones ilegales haitianos, posibilitarían en un momento no distante, proclamar República Africana en RD en Hoyo de Friusa, Verón, donde residen más de cien mil, haitianos indocumentados, territorio Apache para PN.

Episodios como ese pronóstico aconteció en Nagorno-Karabaj con mayoría armenia, territorio de Azerbaiyán, luego de tres guerras territoriales 1918,1988,2020.

Idéntico resultó con mayoría albanesa en Yugoslavia, proclamando el 17-02-2008 la República de Kosovo.
Parturientas haitianas, ingresadas complicidad corrupta militar, saturan hospitales dominicanos, miles ingresan diario sin corrupta objeción militar.

Empresarios dominicanos involucrados industria construcción son grandes villanos de la haitianiación, usando mano de obra ilegal haitiana en jornales más económicos que obreros dominicanos, sin obligación tributaria ni seguro social y vida, culpables haitianización país, igual administradores edificios apartamentos prefiriendo ilegales haitianos en desmedro dominicanos.

La política pro migratoria enarbolada por Partido Demócrata y el presidente de EEUU, Joe Biden, conspira contra la nacionalidad dominicana, enviando a UzraZey, subsecretaria de Seguridad Ciudadana y Derechos de los EEUU para afianzar ese lesivo, peligroso y desnacionalizador temario, sugiriendo campos refugiados haitianos, réplica Plan Exodo rechazado por presidente Joaquín Balaguer, recibida en la Casa de Gobierno por nuestro presidente Luis Abinader y nuestro Canciller Roberto Alvarez, este octubre 27, sin responder posición conveniente al país en ese tema.
El problema desorganización que padece como nunca hoy Haití, debe ser solucionado por haitianos, con soporte seguridad suministrado por países con intenciones normalizar Haití.

Nuestro problema con Haití debemos solucionarlo los dominicanos, con política migratoria firme, censando cuantos haitianos requerimos para diversas labores, carnetizarlos con residencia temporal, y el resto instaurar una política migratoria de expulsión cuantos saturan peligrosamente nuestro futuro y nuestra soberanía, orden a Defensa cumplir deshaitianizar país e impedir estampida millares diario. Para que no acontezca en nuestro país otro Nagorno-Karabaj.
Para que no suceda en nuestro país otro Kosovo.

Por: UBI RIVAS
ubirivas30@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos