RD y haitianos violan tratados en frontera



El Tratado Fronterizo entre República Dominicana y Haití de 1929 y su revisión del año 1936 es violado por haitianos y dominicanos, en cambio las Fuerzas Armadas a través del Ejército ejecuta programas reconstruyendo destacamentos militares, bornes y pirámides destinados a preservar el orden y promueven la convivencia pacífica en la zona.

El comandante general del Ejército de la República Dominicana, mayor general Estanislao Gonell Regalado, confirmó que ha construido 13 bornes que habían desaparecido y acondicionan otros 300 a lo largo de los 391 kilómetros sobre la delimitación de la frontera entre ambos países y ahora trabaja para mejorar los sistemas de seguridad desde Elías Piña a Pedernales, en la parte suroeste de la zona fronteriza.

Entre las violaciones más palpables al Tratado Fronterizo están las construcciones de viviendas alrededor de la Carretera Internacional que inicia en la mitad del puente del río Libón, próximo a Restauración, hasta la mitad del puente del río Artibonito, en Bánica de Elías Piña, a pesar de que pero el artículo 4 del tratado de revisión ordena que a 30 metros de la vía no se puede levantar ningún tipo de edificación por parte de dominicanos y haitianos.

Otra violación ocurre en la comunidad haitiana de Tilorí, próximo a Restauración, donde se celebra un mercado binacional los sábados y martes en la misma Carrera Internacional obstaculizando el tránsito de dominicanos y haitianos por la vía de comunicación.

La revisión del tratado fue firmada el 14 de abril de 1936, por los presidentes de la República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo Molina y de Haití, Stenio Vincent, con la finalidad de buscar solución a los conflictos que ocurrían entre dominicanos y haitianos que residentes en el lugar.

Mientras el Tratado de Fronteras, del 21 de enero de 1929, en que estableció los límites fronterizos vigente entre los dos países, fue firmado en nombre de República Dominicana por el presidente Horacio Vásquez, y por Haití el presidente Eustache Antonie Francois Louis Bornó, con la finalidad de “poner término definitivo a las diferencias que han dividido en el pasado con el motivo de la demarcación de la línea que separa a sus respectivos territorios”.

Ambas normativas están contempladas en el artículo 9 numeral 2 de la Constitución de la República.
Otra violación al tratado es la contaminación que se observa en las aguas de los ríos fronterizos Masacre y Libón de Dajabón, y Artibonito de Elías Piña con la extracción de arena del lado de República Dominicana y del de Haití, lo cual es una violación al tratado, aseguró el historiador y embajador asesor técnico, de la Comisión Mixta Bilateral, William Páez Piantini, quien exhortó a los dominicanos a conocer más contenidos de estos acuerdos.

Durante un recorrido por la frontera con un grupo de periodistas del “V Taller de Gerencia de la Comunicación Estratégica para la Defensa y Seguridad Fronteriza”, organizado por el Ejército de la República Dominicana, el embajador Páez Piantini dijo que los ríos fronterizos hay que conservarlos, porque además de que son un referente histórico de dos países son utilizados para el suministro de agua para el consumo humano y la producción agrícola.

En el numeral 6 el Tratado de Revisión ordena “Las aguas de los Ríos Libón y Artibinito pertenecen en partes iguales a los dos Estados limítrofes, y su uso sometido al Art. 10 del Tratado de Paz de 1929”
Durante un recorrido por la parte noroeste de la zona fronteriza entre ellos por los 48 kilómetros de la Carretera Internacional, se comprobó que la misma se encuentra deteriorada, sin pavimento, derrumbes en algunos lugares y hoyos, situación que obliga a los conductores transitar a una velocidad promedio de 40 a 60 kilómetros por hora a pesar de que sólo transitan por la vía vehículos pesados y todos terrenos a pesar de que el Gobierno dominicano espera del haitiano una propuesta para su reconstrucción.

El numeral cinco del mismo acuerdo ordena: “Esta carretera internacional será construida por losdos Estados 50% del costo total c/u; su mantenimento, también, tras acuerdo entre las Cancillerías”.

El diplomático Páez Piantini comunicó que en varias ocasiones la Cancillería dominicana ha enviado propuesta a la haitiana para coordinar un proyecto de reconstrucción de la Carretera Internacional, pero el Gobierno de Haití no ha respondido.

La Carretera Internacional se comenzó a construir el 14 de junio de 1936 y concluyó en julio de 1942.
El comandante general del Ejército, mayor general Gonell Regado, en coordinación con el Ministerio de Obras Públicas tramita solicitudes para que se realicen acondicionamiento de la vía con la finalidad de facilitar el desplazamiento por lugar y sobre todo mejorar las condiciones de vida de los residentes en la zona, ya que esa es una prioridad del presidente de la República, Danilo Medina.

UN APUNTE

Otros tratados

La frontera nació tras la repartición de la isla La Española entre Francia y España, mediante el Tratado de Rijswijk en 1697, la cual no tenía una línea fronteriza entre los dos países, lo que obligó a que en 1777 se firmara otro Tratado de Aranjuez y en el año de 1795 el Tratado de Basilea, pero siempre seguían los conflictos en la zona entre propietarios de porciones de tierra de dominicanos que en ocasiones entraban a territorio haitiano y de haitianos que entraban al territorio de RD