Recogimiento se hace más rígido en capital por coronavirus

En la avenida Duarte  la  paralización de las actividades ha sido casi total. Jorge Gonzalez.
En la avenida Duarte la paralización de las actividades ha sido casi total. Jorge Gonzalez.


Una notable reducción en la circulación de personas y vehicular se produjo hoy en la ciudad, a raíz del insistente llamado hecho anoche a la población por el presidente Danilo Medina para que “por favor se queden en casa”, como la mejor medida preventiva para detener la propagación del coronavirus.
Hasta en el Mercado Nuevo de la avenida Duarte, que los últimos días ha sido abarrotado de personas, porque es de donde se abastecen fundamentalmente los detallistas, este jueves estaba despejado, mientras que los taponamientos vehiculares y aglomeraciones de personas eran menos.
En arterias comerciales como la avenida Duarte y El Conde, donde los comerciantes informales han acogido de forma total el aislamiento social decretado por el Ejecutivo, esta mañana solo se veían mujeres del cabildo del Distrito Nacional barriendo y recogiendo los pocos desechos que hay en esa zona, por el cierre de los establecimientos.
Los parques también estaban totalmente vacíos, y las escasas personas que solían verse en la calle, salieron a comprar sus alimentos a los supermercados.

Así lucía esta mañana la calle El Conde; comerciantes  acogieron  llamado al recogimiento.
Así lucía esta mañana la calle El Conde; comerciantes acogieron llamado al recogimiento.

Monumentos
Los monumentos coloniales lucían desiertos y a juzgar por la gente no se veía ni un alma.
La Ciudad Colonial como en las demás centros culturales y comerciales continúan cerrados, ante el pánico generado en la población por la pandemia, la cual constituye una amenaza a la vida de la personas, y que es más letal en los adultos mayores, según los infectólogos y especialistas de la medicina.
Nuevas medidas
El presidente Medina se dirigió anoche a todo el país donde con un discurso conciliador anunció una serie de medidas en favor de los más necesitados e instó a la población a mantenerse en casa hasta que el país salga de la pesadilla del coronavirus.
El jefe de Estado se comprometió a entregar hasta 8,500 pesos del salario de los empleados formales cuyos trabajos hayan sido suspendidos por la situación que atraviesa la República Dominicana por el coronavirus.

La misma medida se tomará para cubrir el salario de los empleados cuyas empresas estén todavía operando ante la pandemia. Con esta medida, el Gobierno dominicano busca garantizar que las empresas mantengan en sus nóminas a los trabajadores.

Dijo que el Gobierno creará un fondo de asistencia para trabajadores formales e informales.
“En esta modalidad, el Gobierno aportará un porcentaje del salario y las empresas solo deberán cubrir la diferencia para completar al menos el 70 % del salario de cada trabajador”, subrayó.