Reducción horario genera caos Mercado Nuevo de la Duarte

Tricicleros y motoristas se abastecían  hoy en el mercado.
Jorge González
Tricicleros y motoristas se abastecían hoy en el mercado. Jorge González


La reducción en el horario de operación en el mercado de la Duarte (también Mercado Nuevo) como medida preventiva ante el coronavirus, ha degenerado en un caos en ese centro de acopio que dificulta su acceso y salida.
La situación está tan convulsa que inclusive obstaculiza su acceso, por la gran concentración vehicular y de personas que se desplazan en horas de la mañana hacia el interior.
Tanto para entrar como para salir la demora se vuelve cada vez más tediosa, ya que se hacen largos tapones de vehículos cargados de provisiones.
Debido a la medida adoptada por el Gobierno de que solo se abra el mercado hasta el mediodía, para evitar que el virus continúe su curso de propagación, mercaderes y detallistas aprovechan ese espacio de tiempo para realizar las actividades comerciales.
Hay productores que se quejan de que duran mucho tiempo para poder acceder a la zona de descarga, producto del caos que se ha generado allí, por parte de algunos que tratan de entrar y otros de salir.
Al congestionamiento se suma que hay una parte del mercado que está cerrada, específicamente por la calle Reyes Católicos.
Pese a la medida dispuesta de reducir las horas de operación, aún sigue latente el riesgo que corren los mercaderes por la gran concentración humana.
Muchas de las personas están desprovistas de todo tipo de protección, a pesar del riesgo al que se enfrentan, por ser uno de los focos de contaminación más grande.
Precios
Aunque el mercado está abastecido, no ha faltado la acción especulativa con los precios, por ejemplo, la libra de apio que se vendía a 10 pesos ahora cuesta 35; en paquete de berro que costaba 50 pesos, ahora está a 200; la berenjena que se vendía a 7 y 8 pesos, ahora se vende hasta a 20 pesos la unidad.