Santo Domingo.– Como parte de su programa de responsabilidad social corporativa, Scotiabank tomó parte en la VII Semana Económica y Financiera organizada por el Banco Central de la República Dominicana, ofreciendo dos actividades formativas a aproximadamente 500 estudiantes de secundaria y universitaria, sobre finanzas y bienestar, liderazgo y coaching en el sector financiero, con el fin de ayudarles a entender la importancia de una buena gestión financiera y plantear estrategias que sirvan de guía a futuros emprendedores.

El Banco considera la educación como un pilar clave para la inclusión financiera y para una buena toma de decisiones sobre las finanzas. Mediante la enseñanza de conceptos básicos, la empresa ayuda a las personas a tomar mejores decisiones respecto a la administración de sus recursos, contribuyendo así a la seguridad financiera.

Las charlas estuvieron a cargo de Darleny Bergés, Primer Gerente de Entrenamiento y Liderazgo de Scotiabank, quien a través del tema “Impacto de las Finanzas en el Bienestar” compartió los componentes del bienestar financiero y su impacto en nuestras vidas, así como las estrategias para cultivarlo; trampas contra el bienestar financiero, mitos, recomendaciones para planificaciones y metas SMART.   A través de la charla “Liderazgo y Coaching en el Sector Financiero”, explicó conceptos sobre coaching; y liderazgo, basándose en los modelos definidos por John Maxwell, Ken Blanchard y John Mattone, entre otros temas. En ambos encuentros también compartió valiosos recursos y recomendaciones de libros sobre esas temáticas.

Las charlas formaron parte del programa de responsabilidad social de Scotiabank, el cual cubre diferentes áreas con un enfoque especial en la educación e inclusión. Su compromiso parte de su propósito institucional “Por Nuestro Futuro”, el cual le lleva a construir un porvenir para todos a través de prácticas bancarias éticas, conciencia ambiental y apoyo a las comunidades donde opera. 

Adicionalmente, el programa ScotiaINSPIRA promueve la resiliencia económica entre grupos vulnerables sin acceso a oportunidades de desarrollo, para ayudarles a comenzar, avanzar y continuar su ascenso económico al participar en sus economías locales. Esto implica dar a las personas, los hogares, las comunidades y las economías la capacidad de prosperar en una variedad de circunstancias.

- Publicidad -