Articulistas Deportes

Siempre con la verdad

Siempre con la verdad

Ramón Rodríguez

Ni una migaja de confianza
Cuando la confianza cae, ya no hay más nada que hacer. Es una frase muy usada por los economistas. La crisis más terrible que conoce la historia del capitalismo, fue sin duda, el famoso Crack o Depresión de 1929. Thomas Lamont y John D. Rockerfeller, entre otros, inyectaron al sistema financiero una cantidad de papeletas ‘’que llegaba a la luna’’ y aunque el paciente mejoró, definitiva ‘’murió’’, pues los ciudadanos estadounidenses ya habían perdido la confianza.

El presidente Herbert Hoover salió desacreditado por la puerta trasera de la Casa Blanca, mientras que Franklin Delano Roosevelt, sólo tuvo que inyectar dos onzas de confianza para salvar el sistema capitalista.

Confianza es la palabra clave, por eso, sostengo que el Comité Olímpico Dominicano no tiene forma de recuperar el terreno perdido, pues la sociedad dominicana, especialmente, el sector deporte, le ha perdido la confianza. ¿Y por qué no genera el COD ni una migaja de confianza? Personalmente, pienso que el COD ha navegado sobre una sarta de mentiras. Su presidente, Antonio Acosta, Colin, ha sido muy mal asesorado y a esto se suma, su enfermiza actitud de permanecer en el puesto, aunque se desplome el cielo.

De igual manera, Antonio Acosta, no supo aquilatar la solidaridad del ministro de Deportes, Francisco Camacho y Luisin Mejía, quienes han sido dos soportes del Comité Olímpico Dominicano.
Nadie quiere desacreditar al COD, simple y llanamente, los hombres se conocen por sus acciones y los miembros de ese comité ejecutivo, salvo honrosas excepciones, se han pasado los estatutos y la carta olímpica, por la parte más oscura de su cuerpo.

He escuchado muchas historias de la honradez y el apego a los principios olímpicos de Juan Ulises García Saleta, don Wiche y Roque Napoleón Muñoz, -Polón- Hay quienes aseguran, que, si ambos vivieran, se hubiesen presentado al Comité Olímpico Dominicano para increpar a quienes dirigen la entidad rectora del olimpismo.

Excepto algunos escribientes y personas, cuyos familiares son beneficiados a través del albergue olímpico, pocas personas se han atrevido a defender la barbaridad de que el COD gastara más de 8 millones de pesos en viáticos, dietas, compensaciones o como quieran disfrazarlo, de una manera irregular. Si lo han devuelto, es porque se hizo de manera irregular. ¿0 no?.

Quienes conocieron profundamente a don Ulises García Saleta y a Roque Napoleón Muñoz, tienen el deber histórico de luchar para enderezar al Comité Olímpico Dominicano.

Por: Ramón Rodríguez
centrodeidiomaswashington@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos