Pulsaciones

Símbolo deporte

Símbolo deporte

Marileidy con Vladimir y familia.

Las medallas de plata que alcanzó en Japón han convertido a la velocista Marileidy Paulino en un símbolo olímpico. Su caso es muy llamativo, pues nunca antes, ni siquiera Félix Sánchez con sus dos medallas de oro ni Gabriel Mercedes con una, habían recibido tantas ovaciones por las hazañas.

Lo de Marileidy ha roto todos los parámetros, pues todos han celebrado su triunfo como si fuera el más merecido entre todos los competidores. No le han faltado obsequios y en su natal Don Gregorio la han recibido como una heroína, desde el expelotero Vladimir Guerrero hasta toda la comunidad.

 Crismery Santana y Zacarías Bonnat, que ganaron medallas de plata, han quedado relegados ante la publicidad de que ha gozado la velocista. Y de los  que con ella integraron el equipo dominicano que ganó plata en la carrera de relevo 4 x 400 apenas se conocen los nombres. El triunfo de Marileidy, por las precarias condiciones económicas en que vive su familia, pareció personal.

El ex estrella de Grandes Ligas, Vladimir Guerrero, regaló a la madre de la atleta un televisor para que pudiera ver la competencia que consagró a su hija.  La victoria ha sido vista como si tratara de un triunfo personal, un ejemplo de coraje. Con sus cinco medallas, tres de plata y dos de bronce, la delegación dominicana tuvo un excepcional desempeño en las Olimpíadas, pero ha sido la participación de la corredora lo que más se ha celebrado. Pero cualesquiera sean las razones, Marileidy se ha convertido en un fenómeno social

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos