Opinión

Teléfono móvil y salud

Teléfono móvil y salud

Anulfo Mateo Pérez

Por el uso prolongado y habitual del teléfono móvil en la cama vamos a estar más tiempo despiertos; nos atormentarán el insomnio, irritabilidad, somnolencia diurna, desequilibrios químicos cerebrales y falta de concentración mental, por no habernos relajado ni dormido las horas indispensables la noche anterior.

Una investigación de la Universidad Tecnológica de Queen sland (Australia), publicado en ‘Frontiers in Psychiatry’, demostró que el uso del móvil de forma excesiva puede provocar otras afecciones a la salud.

Se comprobó durante el estudio, que el uso constante del móvil puede disminuir la capacidad productiva, mayor riesgo en la conducción de vehículos y máquinas de uso complejo en los centros de trabajo.

Para la investigación realizada en el 2018, se analizó una muestra de 709 usuarios de ‘smartphone’ , entre 18 y 83 años, a los que se les formuló preguntas similares a las de una encuesta del año 2005.

El estudio liderado por el doctor Oscar Oviedo-Trespalacios, de la referida universidad, concluyó que el 24 por ciento de las mujeres y el 15 por ciento de los hombres son «usuarios problemáticos de los móviles».

A los participantes en la encuesta se les preguntó sobre sus hábitos al conducir vehículos de motor, lo que permitió a los investigadores conocer el uso del teléfono como problema fuera y dentro de la carretera.

Algunos de los hallazgos claves de esta encuesta destacan que una de cada cinco mujeres (19,5%) y uno de cada ocho hombres (11,8 %) han culpado al uso del teléfono móvil de la pérdida de sueño.

El buen uso del ‘smartphone’ entraña apagarlo si no tiene algo importante pendiente; limpiar el móvil con regularidad por los gérmenes; vigila tu postura; aparta el móvil de la cama y no lo uses como despertado.

Anulfo Mateo Pérez

Anulfo Mateo Pérez