X
    Categorías: Nacional

Ve cárceles son centro mando criminalidad

Las cárceles dominicanas se han convertido en centros de mando y control de la criminalidad organizada y común, en las que existe una estructura corrupta que vende servicio de teléfono a los criminales, denunció hoy el partido Fuerza Nacional Progresista (FNP).
Pelegrín Castillo, vicepresidente de la entidad, aseguró que desde las cárceles se ordenan y coordinan las más diversas operaciones criminales.

Advirtió que muchos de los problemas de seguridad y violencia que afectan a la ciudadanía tienen por causa la incapacidad de las autoridades de ejercer control efectivo sobre espacios críticos como las cárceles y las fronteras terrestres, marítimas y aéreas.

Recordó que en numerosas ocasiones en la última década las autoridades del Ministerio Público han anunciado que bloquearán las llamadas de celulares desde las cárceles, sin que hasta la fecha hayan logrado hacerlo, a pesar de que la tecnología aplicable es sencilla y de bajo costo.

“Con las cárceles convertidas en centro de mando y control de la criminalidad organizada y común, donde existe una estructura corrupta que vende el servicio de teléfono, es difícil asegurar a la ciudadanía. Desde las cárceles se ordenan y coordinan las más diversas operaciones criminales. Si las autoridades no pueden controlar a criminales que están presos, ¿cómo podrán evitar que lo hagan los que están en las calles, y más cuando trabajan en coordinación?”, sostuvo.

En otro orden, reiteró que la existencia de la estructura de corrupción transnacional más peligrosa opera en la frontera dominicana con Haití y que eso tiene un serio impacto en la seguridad ciudadana y nacional.
Advirtió que la pérdida de control sobre ese espacio crítico se manifiesta por la frecuencia creciente en que se cometen actos crimínales en República Dominicana y tanto los autores como los cuerpos del delito terminan en Haití, a través de un esquema tráfico criminal binacional y transnacional.

“Sin fronteras seguras no hay pueblo seguro. Recordemos que las armas largas y granadas que se emplearon en el espectacular asalto al Banco Popular venían de Haití, y a pesar de la gravedad del crimen, sorprendentemente, este parece haber caído en el olvido de las autoridades. Los robos de vehículos y piezas también se hacen para responder a la demanda creciente desde Haití”; el caso más notorio fue el que afectó a la Defensora del Pueblo, pero son muchos más”, afirmó.

La FNP explicó que la pérdida de control en las cárceles y la frontera, son expresión de un fenómeno más extendido de debilidad general que le impide al Estado cumplir cabalmente con sus fines esenciales.

Este website usa cookies.