Ve comicios de 2020 podrían ser complejos



El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, consideró anoche que las elecciones del 2020 podrían ser en extremo complejas, por lo que desde ya trabajan en la estructuración del proceso y favoreció tomar en serio acabar los desórdenes en la falta de rendición de cuentas de los recursos que reciben los partidos.

Castaños Guzmán cuestionó la forma en que se distribuyen los recursos y apoyó que sea por la cantidad de votos válidos que obtenga cada organización.

Dijo que la justicia no está dada en este momento al entender que los recursos que aporta el Estado a las fuerzas políticas deben tener una función de “servir para algo”.

“Favorezco la necesidad de la rendición de cuentas de los recursos que manejan los partidos políticos y la penalización de la compra de voluntades”, sostuvo.

Agregó “creo que llegó el momento de penalizar. De que tomemos estas cosas en serio y de acabar los desórdenes”, indicó.
Reveló que este año la entrega de recursos del Estado a los partidos ronda los 67 millones de pesos por mes y “hay que sancionar penal y administrativamente a las organizaciones que no rindan cuentas sobre el uso de esos recursos”.

Dijo que en el país hay 26 partidos políticos y tres organizaciones reconocidas y que en el año electoral los aportes del Estado son el 4% de los recursos recaudados, de los cuales el 80%, se distribuye entre los partidos que obtuvieron más del 5% de los votos, que actualmente son cuatro.

Al pronunciar la conferencia “Reforma electoral en República Dominicana”, en la clausura de la jornada académica de la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD), el presidente de la JCE consideró que “este es un país con muchos problemas y necesidades, donde hay mucha gente pobre y en miseria para que los recursos se nos estén escapando”.
En la mesa principal del acto estuvieron el rector de la UCSD, padre Jesús Castro Marte y el empresario José Luis Corripio Estrada.

Refirió que “ahora mismo transgredir las prohibiciones que tiene la propia ley con el financiamiento no tiene una penalidad”.
Reconoció que “en el momento actual hay cosas que dan problemas, que no son lo suficientemente justas”.

Sobre la compra de votos, que mayormente se denuncia cuando hay elecciones generales, dijo que “no he visto una querella sobre eso, que es un delito que sí está castigado, pero no, nadie pone una querella ¿y por qué será que nadie la pone?”
No descartó que con el paso del tiempo los militares vuelvan a ejercer su derecho al voto, como en 1844, cuando surgió la primera Constitución.

Asimismo, sostuvo que en los procesos electorales se habla de la compra de cédulas, pero que nadie hace un sometimiento, cuando esta penado por ley.