Vivencias cotidianas de allí y aqui



La playa artificial más antigua de España
No se pueden imaginar la cantidad de veces que he tenido que oír decir “Sí, Madrid está bien pero no tiene playa”. Sin embargo debo contarles que todos los que piensan así han de saber que Madrid SÍ tuvo playa ¡y muy chula!.

Existió con todo lo que se le puede pedir a este tipo de enclave: su arena, sus tumbonas, sus sombrillas y, obviamente, sus bañistas.

Fue en el año 1932 cuando se creó y fue la primera playa artificial de España. A orillas del Río Manzanares se levantó un embalse con capacidad de 80.000 metros cúbicos que durante varias décadas hizo las delicias de los madrileños, permitiéndoles veranear de una manera estándar a pesar de encontrarse a escasos minutos en coche de la Puerta del Sol.
Aquella playa, que estaba donde hoy se encuentra el Hipódromo de la Zarzuela y abría desde mayo hasta octubre, tenía incluso barquitas para alquilar y algunas edificaciones que completaban sus instalaciones.

Se pueden imaginar el bien que les hacía a los habitantes de Madrid durante el caluroso verano el podertener este lugar original y novedoso para refrescarse. Un espacio que, con el tiempo, empezó a caer en desuso porque la gente empezó a visitar en masa al cercano “Parque Sindical”.

El acceso al mismo costaba 1,50 pesetas aunque también existía la opción de sacarse un bono para toda la temporada, con un precio de 30 pesetas para los hombres y de 20 para las mujeres.

Esta original playa se debió a una iniciativa de la Segunda República (1931-1939) que tras la inauguración de la “Piscina de la Isla”, levantada sobre una isla del Río Manzanares, procedió a la creación de una nueva zona de baño en un tramo del río libre de contaminaciones.

Sus zonas deportivas y de ocio fueron diseñadas por Manuel Muñoz Monasterio y quedó destruido durante la Guerra Civil (1936-1939).

Sin embargo esto no supuso el final de la Playa de Madrid que fue reconstruida en el año 1947 por el mismo autor, aunque cambiando las pautas arquitectónicas de la primera obra. El nuevo complejo se revistió de la línea imperialista del régimen franquista.

La zona de baño articulada alrededor del embalse sobrevivió unos cuantos años más pero acabó abandonándose ante la contaminación del río y el éxito del vecino Parque Sindical, actualmente denominado Parque Deportivo Puerta de Hierro cuyo proyecto inicial, casualmente, también fue realizado por Muñoz Monasterio, con un concepto básico que emulaba al de la Playa de Madrid, llegando a tener su propio embalse y que debido a la cercanía de ambos complejos la gente confundía.

Poco queda, lamentablemente, de aquella Playa de Madrid. Ya no hay agua embalsada aunque se mantiene en pie la presa. Además hoy en día persiste la noción de “Carretera de la Playa” en alusión a la Avenida Cardenal Herrera Oria, recuerdo coincidente con algunos tramos que conducían a la misma.