Carta de los Lectores Opinión

A Dionis Sánchez

A Dionis Sánchez

Sin problemas para vivir su vida, con una fortuna declarada de RD$52 millones, el legislador sureño Dionis Sánchez, que se ha alternado como diputado y senador de Pedernales desde hace 25 años, sigue firme en su afán de lesionar el Proyecto de Ley de Fideicomiso Público, no importa cuánto sufra su provincia.

Su última declaración jurada de bienes colgada en el portal de la Cámara de Cuentas confirma sus riquezas, un privilegio enorme comparado con la historia de abandono, desempleo y hambre de la comunidad que le confió su destino.

En el pueblo se pensaba que su representante aplaudiría los planes de desarrollo presentados por el Gobierno, con lo que quedaría atrás su amarga historia de miserias, justo cuando Pedernales tiene un 74.6% de hogares pobres y un 44.6% en situación de pobreza extrema, siendo la zona de menor desarrollo del país.

Aun así, Dionis Sánchez, elegido desde 1998 hasta la fecha en el cargo de legislador, forma un frente de legisladores alentados por una línea política que distorsiona y busca pretextos para desalentar el éxito del proyecto desarrollista, poniendo en riesgo el porvenir de su gente. Esto ha desatado declaraciones de enojo con su representante, al no llegar a comprender por qué ha dado la espalda en este momento crucial para miles de familias que esperan por trabajo y bienestar.

A pesar de que su provincia es considerada como el cuarto polo turístico dominicano, nadie le había puesto atención hasta que este gobierno diseñó planes para la explotación de sus recursos turísticos y acabar con el sufrimiento de sus pobladores. Todo cambiará para bien, aprovechando tesoros naturales como el Parque Nacional Jaragua, con sus grutas y ricos yacimientos arqueológicos precolombinos; Laguna de Oviedo, Bahía de Las Águilas, Hoyo de Pelempito, Río El Mulito, Playa Cabo Rojo, Playa Pedernales.

Desde la toma de posesión del gobierno del PRM, Abinader ha expresado su interés por el desarrollo del sureste. El énfasis ha estado en Pedernales, cuya población tenía durante años como principal fuente de empleo la mina de Cabo Rojo, desde donde se exportaba bauxita. El cierre escalonado de empresas empleadoras acabó con la esperanza de subsistencia de los ciudadanos.

El proyecto turístico propuesto por el Gobierno se desarrollará en Cabo Rojo. De acuerdo con el ministro de Turismo, David Collado, se crearán más de 15,000 empleos y habrá una inversión que sobrepasará los US$ 1,000 millones en una primera fase.
Por: Juan Carlos Ramírez

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación