Cójanlo Página Dos

Ayuda compleja

Ayuda compleja

Bien que Estados Unidos y sus socios abordaran y se comprometieran a ayudar a encontrar una salida a la crisis política haitiana. Demostrado está que la nación no se encuentra en capacidad de superar por sí sola sus gravísimos problemas internos. Pero no parece que Washington tenga el mejor enfoque de la problemática al enfatizar en la profesionalización de la Policía y el diálogo político entre las principales acciones para lidiar con la ingobernabilidad y la inseguridad en la nación.

Cierto que en Haití se necesita capacidad de respuesta para enfrentar las pandillas que controlan el territorio y que la clase política se ponga de acuerdo para restaurar la gobernabilidad, pero sin olvidar que lo principal para el pueblo es la subsistencia.

Japón parece entender mejor la problemática al comprometer tres millones de dólares para la construcción de viviendas y otros proyectos.

En la conferencia virtual convocada por el presidente Joe Biden, Washington sacó a relucir que de 2010 a la fecha ha suministrado más de 250 millones a la Policía haitiana en capacitación y equipos. Pero la pregunta es de qué ha servido el dinero cuando hoy esa Policía no puede con las pandillas.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos